Miguel de la 14

Secularizar la esencialidad de lo público

La religión, como la sexualidad, son del orden de lo privado. Cada culto religioso tiene un ámbito de ejercicio.
lunes, 02 de septiembre de 2019 · 22:36

En la esencialidad de lo público como debe ser la Universidad, dominio del pensamiento, del conocer, de la Palabra, de la Universalidad de las Ideas, del Implacable preguntar. Ahí, también, hay una gruta o una virgen con una vela, en las facultades. En las aulas de las Escuelas, encima del pizarrón suele haber una cruz con o sin el cristo, es lo mismo. En un ámbito que debe ser de total higiene respecto del dogma, de plena libertad, de plena Voluntad, donde se está formando el Sujeto del Conocer.

Eso es una invasión, propia del autoritarismo del dogma, del miedo, de la culpa, del desprecio por el Pensamiento, del desprecio del Deseo.

La religión, como la sexualidad, son del orden de lo privado. Cada culto religioso tiene un ámbito de ejercicio: los católicos tienen las iglesias, los musulmanes las mezquitas, los judíos…….Y además tienen sus escuelas confesionales y pueden obtener títulos profesionales en sus ámbitos confesionales.

Entonces: porqué la invasión en la Escuela Pública, porque la invasión en las calles y en las plazas, porque la invasión donde está la Propiedad Social. Porqué en los edificios públicos.

El colmo de esa invasión es la que provoca ese dogma en la Universidad

Claro: esto sólo se puede responder desde la Razón. Esto solo se puede responder desde lo Público.

Aunque el artículo 2 de la Constitución Nacional, diga, que: “El gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano”.

Por el desarrollo y la salubridad de los Individuos debemos secularizar la Vida Cotidiana en lo público. Debemos des-dogmatizar la Vida cotidiana en lo público.

En lo público se desarrolla el Individuo, por lo tanto: en lo público debe estar vigorizada la Razón.

 

 

                                                                                        Miguel A. Montoya Jamed

Comentarios