TENSIONES

"La relación está trancada"

El presidente uruguayo José "Pepe" Mujica definió así la relación con Argentina y dijo que todo depende de Cristina Fernández de Kirchner.
viernes, 3 de enero de 2014 · 07:56
(AMBITO FINANCIERO) El presidente de Uruguay, José Mujica, afirmó que la relación de su país con la Argentina está "trancada" y consideró que mejorar el vínculo "dependerá de lo que decida" la mandataria Cristina Kirchner.

"La relación con Argentina está trancada, pero todo dependerá de lo que decida la señora Presidenta", afirmó Mujica, quien además aclaró que él aún no habló con la jefa de Estado.

En una entrevista publicada por el diario uruguayo La República, Mujica indicó que "puede ser" que se encuentre con su par argentina durante la Cumbre del Mercosur, que se desarrollará el próximo 17 de enero en Venezuela.

"Sí, puede ser que hablemos allí. Intercambiaremos algo y veremos", indicó el mandatario uruguayo, al tiempo que descartó que se paute un encuentro bilateral por el momento.

En ese sentido, Mujica aclaró que "no hay ninguna agenda prevista con Argentina" y deslizó que existe incertidumbre sobre la reconstrucción de la relación binacional, al señalar que "se podrá arreglar sí o no".

"La verdad que no lo sé", agregó el mandatario oriental, tras adelantar que irá al encuentro en Caracas "con la misma actitud de siempre".

El presidente uruguayo precisó: "Yo pienso que alguna salida le vamos a tener que encontrar".

En los últimos años, la relación entre la Argentina y Uruguay tuvo varios vaivenes, por la profundización de la política proteccionista del Gobierno y el conflicto ambiental por la papelera ex Botnia.

No obstante, Mujica autorizó días atrás la exportación de energía a Buenos Aires para ayudar a paliar los problemas del servicio eléctrico.

En ese momento, el presidente uruguayo manifestó su deseo de "contribuir con más caudal a las necesidades que tiene la Argentina, que no son tan grandes y tan imponentes de acuerdo a las dimensiones que tiene el país, pero son importantes".

El mandatario también había aclarado que "ese intercambio está fuera de la lógica comercial corriente y debe inscribirse más bien en las cuestiones de cruda necesidad, casi colindantes con los derechos humanos".

Comentarios