ESTUDIANTES DESAPARECIDOS

Caravana sudamericana por los 43 desaparecidos mejicanos

Familiares de desaparecidos en Ayotzinapa, México, recorren América Latina con la consigna “al hijo muerto se lo entierra, a los hijos ausentes se los busca”.
miércoles, 27 de mayo de 2015 · 10:16
(NodalCultura)

A partir del día 15 de Mayo se dio inició a la "Caravana 43 Sudamérica”, una gira que llevará a diversas ciudades de Argentina, Uruguay y Brasil a familiares y amigos de los estudiantes normalistas de la escuela rural "Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 por la policía municipal de Iguala.

La caravana es un modo de hacer llegar la voz de quienes luchan por la justicia y reclaman por la Aparición con Vida de los 43.

La recorrida que ya pasó por Córdoba y Rosario en Argentina, se encuentra conmemorando el octavo mes de la desaparición de los 43 en Buenos Aires. Partirá luego hacia Montevideo en Uruguay y San Pablo, Porto Alegre y Río de Janeiro en Brasil.

El grupo que recorre las ciudades sudamericanas –como parte de una campaña que incluye giras por EEUU y Europa con la misma intención de difusión- está integrada por tres padres de familia: Mario César González Contreras, Hilda Hernández Rivera, padres de César Manuel González Hernández; Hilda Legideño Vargas, mamá de Jorge Antonio Tizapa Legideño y un normalista de Ayotzinapa, sobreviviente de la masacre, Francisco Sánchez Nava. Ellos se proponen dar cuenta de los hechos y obtener apoyos para su lucha por la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

Tanto los padres como el joven sobreviviente destacaron que la detención y desaparición está vinculada a que los normalistas son estudiantes que además de pretender educarse para superar las precarias condiciones de vida propias y de su familia, se forman como educadores para su propia comunidad y alzan la voz para reclamar por las injusticias y discriminación a las que es sometido su pueblo.

Mario César Gónzalez Contreras definió el objetivo de la Caravana 43: "Para que estén informados de lo que en realidad es nuestro México y para que tenga solidaridad desde el resto del mundo. Para que esta no sea una lucha no solo de nuestro país sino de todo el mundo, porque todo el mundo tiene necesidades, tiene problemas, tiene represiones. Están acabando con nosotros. Por eso siempre digo que hay que globalizar la vida, no la muerte.” En el mismo sentido se expresó el joven Francisco Sanchez Nava: "Exigimos la presentación con vida de nuestros 43 compañeros. ¡La exigimos señores! Se cumplen 8 meses de la desaparición. El gobierno nunca va a hacer caso a las peticiones que hagamos como padres de familia, si somos solamente los 43, si somos solamente los estudiantes. Nunca señores. Es por eso que venimos acá y les pedimos que se sumen, que se manifiesten. Que se paren y digan que en México nos hacen falta 43, que en Argentina nos hacen falta 43. Queremos que el pueblo argentino, que el pueblo chileno, que el pueblo peruano, que todos los pueblos se levanten y digan ‘¡Nos hacen falta 43, cabrón!’”

Al comenzar a hablar frente a un grupo de periodistas en Buenos Aires, luego de haber mantenido una reunión con la comunidad Qom que tiene un acampe en pleno centro de la ciudad en reclamo de atención a sus demandas, Sanchez Nava afirmó: "México está sufriendo, México está llorando. México es un río de sangre, de gente humilde, de gente pobre, de estudiantes que solo buscan un futuro mejor para su familia. Ese es nuestro México. Denunciamos al gobierno mexicano por la desaparición forzada de nuestros 43 compañeros y por la masacre de otros 3 en la madrugada del 27 de septiembre. Denunciamos el asesinato –extrajudicial- que cometieron contra nuestro compañero Julio César Mondragón. Fue un crimen de lesa humanidad que no se merecía ni por ser estudiante, ni por levantar la voz, ni por exigir sus derechos”.

En su reclamo integran lecturas a propósito de violencia de clase, pero también discriminación y explotación por su condición de indígenas. Asimismo entraman el hecho con la historia de violencia política en América Latina y en particular con la vivida en Argentina durante la última dictadura militar, donde se registran 30000 desaparecidos. Reconocen que su lucha se inspira en la de las Madres de Plaza de Mayo y los familiares de detenidos desaparecidos. En su paso por Argentina afirman que "Nos hemos encontrado que en todas partes tienen mucho dolor y mucha historia. Muchísima historia. Y es una historia muy dolorosa. Muchas personas han sufrido lo mismo que nosotros estamos sufriendo ahora”.

Sin embargo, no dejan de considerar el caso de los 43 como parte de la violencia que se vive en el presente mexicano. "Para nosotros no es nada más la represión contra los 43. Hay muchísimos muertos en el estado mexicano. Hay 30 y tantos mil desaparecidos, ciento y tantos mil muertos. No son nada más que 43, sino que cada semana sigue habiendo muertos” afirmó González Contreras. Y agregó que a partir de la lucha que sostienen han logrado romper en parte el cerco informativo y generar una gran corriente de solidaridad "porque es gente inocente, es gente que quería estudiar para salir adelante, para no tener las carencias que nosotros tenemos como padres de familia. Hemos tenido mucho apoyo de organizaciones, pero también de gente común. Le repito que hemos llegado lejos, tan lejos que ahora estamos en la Argentina”.

Mientras el gobierno mexicano bloquea el acceso a la causa judicial a una comisión de expertos  independientes que pretende revisar las actuaciones, el presidente reitera una injusta calificación sobre los padres, a quienes tilda de necios por no aceptar que no los encontrarán con vida. Ellos lo rechazan y sostienen que continuarán en la búsqueda de sus hijos: "Son 8 meses de angustia, 8 meses que han cambiado totalmente nuestra vida. Nosotros hemos tenido que dejar nuestra familia, nuestros otros hijos, nuestras casas, todo por andar en busca de nuestros hijos. Pero el amor nos los dan nuestros hijos desaparecidos. Por ellos hacemos todo, por ellos vamos a continuar nuestra búsqueda. Desgraciadamente el gobierno mexicano desde que ocurrió esto, el día 26 de septiembre, dio por muertos a nuestros hijos, nos dijo que nuestros hijos estaban en fosas. Pero realmente no fue así. Los peritos argentinos han desmentido todas las versiones que el gobierno ha sacado, una y otra vez. Cada fosa que encontraban, cada vez que el gobierno decía ahí están sus hijos, resígnense, llévense lo que hay, pero nosotros no aceptamos, no creemos en la versión porque siempre nos han engañado. Como padres de familia sentimos que nuestros hijos están vivos y así los buscamos. No hay ninguna versión científica que compruebe que realmente nuestros hijos estén muertos. Nosotros como padres continuamos en la búsqueda de nuestros hijos”, afirmó Hilda Legideño Vargas, madre de uno de los jóvenes desaparecidos.
Más de

Comentarios