MUNDO

Titán, el perro que ayuda a declarar a los menores que han sufrido abusos

Se trata de un Golden Retriever de cinco años entrenado durante toda su vida para desarrollar un comportamiento empático con niños y adolescentes.
viernes, 11 de octubre de 2019 · 22:17

Titán es el primer perro de terapia y asistencia judicial del Ministerio Público Tutelar de Buenos Aires, y su trabajo consiste en acompañar a chicos que han sido víctimas de delitos sexuales, de maltrato o de lesiones, y que se ven en el trance de ser entrevistados por especialistas judiciales y revivir, por lo tanto, esas traumáticas experiencias. 

Este Golden Retriever, de 5 años, está especialmente entrenado para trabajar con niños y adolescentes. Con su mera presencia y con su actitud amistosa contribuye a que las esperas y las entrevistas que tienen lugar en la llamada Cámara Gessell –una habitación especialmente acondicionada para llevar a cabo estas tomas de declaraciones a los más jóvenes– sean más llevaderas y emocionalmente distendidas.

Juego, cariño y distensión: "Resultado óptimo"

Así lo confirma la doctora Yael Bendel, la asesora general tutelar del ministerio, que asegura que quisieron aportar "calidez" a la sala donde declaran los menores, convirtiéndola en "un espacio diferente, amigable", teniendo en cuenta incluso la infraestructura y el mobiliario.

"Titan nos acompaña recibiendo a los chicos y las chicas que vienen a declarar con un juego previo donde intercambia cariño y puede ayudar a que se distiendan y  que no centren la atención en la declaración, sino en el juego", explica Bendel.

La doctora considera que el resultado de esta incorporación canina al equipo de profesionales "ha sido optimo", porque han podido comprobar que los chicos, mientras juegan con el perro, llevan a cabo "relatos más fluidos, más distendidos, más cortos", y cuando terminan Titán ayuda a suavizar "todo el movimiento emocional que acaban de hacer, reviviendo todo aquello que les sucedió".

Uno más en el equipo

Carlos Agudo, el entrenador que seleccionó a Titán para este trabajo y lo acompaña durante todo el día, explica que el animal es ya "un integrante del equipo de la sala especializada de entrevistas". Agudo cuenta que el adiestramiento de este Golden Retriever comenzó a los dos meses de edad, con el objetivo de alcanzar "este comportamiento empático con los chicos" que presenta actualmente.

El entrenador destaca que la presencia amistosa del perro permite a los menores, al terminar su declaración, "cortar el relato traumático despidiéndose de Titán". "Muchos quieren sacarse una foto con el y se van más distendidos", asegura Agudo.

En el Ministerio Público Tutelar de Buenos Aires los menores solo pueden ser llamados a declarar una sola vez, en un espacio debidamente acondicionado y durante una sesión que no debe durar más de 45 minutos. Titán trabaja en esta institución desde hace aproximadamente un mes.

 

 

Fuente: Actualidad RT