Este martes

Evo Morales llegó a México: "Mientras tenga vida, sigue la lucha"

Tras renunciar como presidente de Bolivia, Morales aterrizó en México donde recibirá asilo político. Antes de dejar su país, pidió a las fuerzas armadas de su nación "no mancharse con la sangre del pueblo".
martes, 12 de noviembre de 2019 · 16:18

El avión de la Fuerza Aérea de México en el que viajaba Evo Moralesy Álvaro García Linera aterrizó en ese país centroamericano para darles asilo el ex presidente boliviano y su vice procedentes el aeropuerto internacional de Asunción, adonde había llegado de madrugada y permaneció unas cuatro horas tras salir de Bolivia.

Tras poner un pie en suelo mexicano, Evo pronunció un discurso en el que reiteró que fue víctima de un golpe de Estado y clamó: "Mientras tenga la vida, sigue la lucha". Además, denunció que un miembro de su equipo de seguridad le mostró mensajes que recibió para que lo entregara a cambio de u$s50.000.

"Tras el triunfo de las elecciones empezó el golpe de estado", afirmó hoy el derrocado presidente quien recibirá en México el trato de asilado político.

"Ayer quemaron la casa de mi hermana", añadió el dirigente indígena en una declaración en el aeropuerto de Ciudad de México y aseguró que el presidente de México, Andrés López Obrador, "me salvó la vida".

"Mientras esté vivo voy a seguir en política", añadió el boliviano.

El avión que trasladó al renunciante ex jefe de Estado, quien dejó el poder el domingo tras denunciar un golpe de Estado, hizo escala en Paraguay para luego continuar hacia México.

El presidente electo Alberto Fernández había confirmado que el gobierno de Perú decidió abrir su espacio aéreo al avión de México que iría a buscar a Evo Morales.

Asimismo, Fernández informó que había hablado con el presidente de Paraguay, el conservador Mario Abdo Benítez, y que este le aseguró que "las puertas de Paraguay estaban abiertas para Evo Morales, para asilarlo y darle tranquilidad".

"Quiero pedir a nuestras Fuerzas Armadas no mancharse con la sangre del pueblo", fueron las últimas palabras de Morales en Bolivia antes de partir la pasada noche a México, país que le concedió asilo.

Morales renunció a su cargo el domingo pasado luego que la cúpula de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia le solicitaran que deje el cargo para pacificar el país.

Antes, la Organización de Estados Americanos difundió un informe sobre graves irregularidades en el proceso electoral presidencial del 20 de octubre y recomendó suspender las elecciones.

Fuente: Ámbito