'Mais memória por favor':

Así contesta el arte callejero de Buenos Aires a las políticas de América Latina

La deformación provoca que estas aves canten de una manera inusual, y esto afecta sus capacidades reproductivas.
miércoles, 12 de junio de 2019 · 19:44

Un grupo de investigadores ha advertido de que el apareamiento de los pinzones de Darwin, descubiertos por Charles Darwin en las islas Galápagos, se ve afectado debido a que un parásito deforma sus picos y les hace cantar de una manera inusual.

La información publicada por el portal EurekAlert precisa que varios expertos internacionales en ecología de aves, incluidas Sonia Kleindorfer y Katharina Peters, de la Universidad Flinders en Australia, han descubierto que los picos de esta ave cambiaron para hacer frente a las infecciones del parásito Philornis downsi, que fue introducido en las islas por accidente. Sus larvas causan daños estructurales permanentes a los picos y hacen que sus fosas nasales sean más alargadas.

Esto afecta las capacidades de apareamiento de la especie, ya que los pinzones de Darwin machos con fosas nasales y picos deformados producen un canto fuera de lo normal. Así, según la profesora Kleindorfer, su estudio mostró que "los machos cuyos orificios nasales han sido deformados por el parásito tenían una mayor desviación vocal ―que no agrada a las hembras durante la elección de la pareja― y sus cantos tenían una frecuencia máxima más baja".    

Peters, por su parte, destacó que "la investigación evidencia que la deformación morfológica inducida por parásitos puede alterar la señal de apareamiento, con efectos devastadores en las poblaciones de aves".

 

 

Fuente: Actualidad RT


Comentarios