MUNDO

Una región italiana ofrece más de 28.000 dólares a quién desee mudarse a ese territorio

Los beneficiados se comprometerán a abrir un negocio y residir en una localidad con menos de 2.000 habitantes durante un mínimo de cinco años.
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 18:28

La región italiana de Molise busca atraer a nuevos pobladores con una renta de residencia activa (RRA) mensual de 700 euros —alrededor de 781,50 dólares— durante tres años, un total de 25.200 euros o 28.130 dólares, informan medios locales.

El 16 de septiembre, el Boletín de la Región de Molise publicará la convocatoria con los requisitos para obtener esa ayuda, como residir en pueblos con menos de 2.000 habitantes o comprometerse a abrir y mantener un negocio durante un mínimo de cinco años.

"Una panadería, una papelería, un restaurante, cualquier cosa": es "una forma de dar vida a nuestras ciudades y, al mismo tiempo, aumentar la población", declaró el presidente de Molise, Donato Toma, al diario británico The Guardian.

Cada localidad recibirá 10.000 euros (cerca de 11.165 dólares) para desarrollar infraestructuras e impulsar actividades culturales. "No solo se trata de aumentar la población", sino de ofrecer "una razón para quedarse" y evitar que esa región vuelva a estar como hoy en día "en unos pocos años", aseguró Toma.

Molise, que actualmente tiene unos 305.000 habitantes, desea revertir un decrecimiento poblacional que se ha agudizado recientemente: información del Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat) publicada por The Guardian indica que más de 2.800 personas murieron o se marcharon en 2018, casi 1.000 más que el año anterior.

Problema de población en Italia

La disminución de nacimientos y el aumento de la migración de jóvenes a otros países, entre otros factores, provocaron que la población de Italia se redujese en 667.000 entre 2014 y 2018, de los cuales cerca de 157.000 abandonaron ese país europeo el año pasado.

Actualmente, en Italia viven cerca de 61 millones de personas y se estima que el 29,4 % son mayores de 60 años. Este porcentaje convierte a ese país en el más viejo de Europa y el segundo del mundo, solo por detrás de Japón.

La ONU vaticina que la población italiana mantendrá este descenso en los próximos años, hasta bajar a 40 millones para 2050. Ante este panorama, varias ciudades transalpinas han puesto en marcha diferentes planes para contrarrestar esta situación, desde recibir a solicitantes de asilo —como hace Sutera (Sicilia)— o la venta de casas vacías por un precio simbólico de un euro, 1,11 dólares.

 

 

Fuente: Actualidad RT