VIRAL

Una estrella fugitiva puede demostrar la existencia de agujeros negros de masa intermedia

Científicos rastrearon el paso de una estrella fugitiva que se mueve a alta velocidad en dirección contraria a la rotación de nuestra galaxia.
domingo, 15 de septiembre de 2019 · 16:57

Un equipo internacional de científicos identificó el origen de la estrella fugitiva de alta velocidad llamada PG 1610+062, y determinaron que esta probablemente fue expulsada de su lugar de nacimiento en el brazo espiral Carina-Sagitario de la Vía Láctea a una velocidad de 550 kilómetros por segundo con la ayuda de un agujero negro de masa intermedia, según un nuevo estudio, cuyos resultados fueron publicados en la revista Astronomy&Astrophysics.

Anteriormente se consideraba que la PG 1610+062, descubierta en el halo galáctico en 1986, es una estrella vieja con la mitad de una masa solar, pero nuevos datos de los instrumentos del Observatorio Keck (EE.UU.) revelaron que la estrella es en realidad sorprendentemente joven y diez veces más masiva que el Sol. 

Se reveló que no es una estrella de hipervelocidad que alcance velocidades superiores a 1.000 kilómetros por segundo, y tampoco fue expulsada supuestamente por el agujero negro supermasivo del centro de la Vía Láctea. Además, con la ayuda de las medidas de precisión astrométrica de la nave espacial Gaia de la ESA, el origen de la PG1610+062 fue rastreado hasta el brazo espiral Carina-Sagitario de nuestra galaxia, y no hasta el área cercana al centro galáctico, algo que excluye la posibilidad de que esta estrella fugitiva fuera eyectada por el agujero negro supermasivo.

Al mismo tiempo, otros posibles métodos de eyección estelar, como interacciones gravitacionales en cúmulos estelares estrechos o supernova de una estrella en un par binario, no son lo suficientemente potentes como para darle este impulso, especialmente porque la PG 1610+062 se mueve en dirección contraria a la rotación de la galaxia.

Por lo tanto, los investigadores llegan a la conclusión de que esta estrella probablemente fue expulsada por uno de esos esquivos agujeros negros de masa intermedia cuya existencia hasta ahora ha sido exclusivamente hipotética.

"La PG1610+062 puede proporcionar evidencia de que agujeros negros de masa intermedia podrían existir en nuestra galaxia. La carrera para encontrarlos continúa", dijo el autor principal del estudio, Andreas Irrgang, astrónomo de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nuremberg (Alemania), citado por el portal Phys.org.

 

 

Fuente: Actualidad RT