MUNDO

Una muy común enfermedad infantil pudo acabar con los neandertales

En razón de un simple detalle anatómico, una infección que es hoy de rápida cura con antibióticos habría acabado con ese ancestro del género humano.
viernes, 20 de septiembre de 2019 · 18:16

Aunque la causa de la extinción de los neandertales es uno de los grandes misterios de la antropología, un grupo de investigadores de EE.UU. podría haberlo resuelto. Estos científicos afirman que, en lugar de buscar motivos en algún evento cataclísmico, pudo tratarse de algo tan simple como una enfermedad infantil hoy muy común.

Su estudio, publicado en la revista The Anatomical Record, sugiere que las infecciones del oído fueron responsables de la extinción de los neandertales. Hoy en día tales afecciones pueden tratarse con medicamentos tan corrientes como los antibióticos, pero para los neandertales significaron muchas complicaciones, incluyendo infecciones respiratorias, pérdida auditiva y neumonía.

Los investigadores encontraron que los oídos de los neandertales se asemejaban a los de los niños humanos, pero no cambiaban conforme a su edad.

"Puede sonar exagerado, pero cuando, por primera vez, reconstruimos las trompas de Eustaquio de neandertales, descubrimos que eran notablemente similares a las de los bebés humanos", señaló uno de los autores, el profesor Samuel Márquez, de la Universidad de Ciencias de la Salud de Nueva York.

Las infecciones del oído medio "son casi omnipresentes entre los bebés", puesto que el ángulo plano de la trompa de Eustaquio de un crío es propenso a retener las bacterias que causan la otitis, y ese es el mismo ángulo plano que encontramos en los neandertales, explicó el científico.

"Un mundo de supervivencia del más apto"

Alrededor de los cinco años de edad, en los niños humanos las trompas de Eustaquio se alargan y el ángulo se torna más agudo, lo que permite que el oído drene y elimine esas infecciones recurrentes.

En los neandertales, a diferencia de los humanos modernos, la estructura de las trompas de Eustaquio no cambiaba con la edad, lo que significa que esas afecciones del oído y sus complicaciones, incluidas las infecciones respiratorias, la pérdida auditiva y la neumonía, se volvían crónicas y podían durar toda la vida, amenazando la salud general y la supervivencia.

"Si estás constantemente enfermo, no serás tan apto y efectivo para competir con tus primos del Homo sapiens por comida y otros recursos", explicó Márquez. "En un mundo de supervivencia del más apto, no es de extrañar que prevaleciera el hombre moderno, no el neandertal".

 

 

Fuente: Actualidad RT