MUNDO

Crían al perro guía ideal y obtienen un 'Frankenstein' canino

Afrontan grandes problemas de salud y muchos de ellos "están locos", según un criador.
jueves, 26 de septiembre de 2019 · 18:34

El australiano Wally Conron, quien dedicó gran parte de su vida al cruzado de las razas perrunas labrador y caniche, dice ahora que le da "mucho pesar" ver la popularidad de los mestizos obtenidos y que personas "poco éticas y despiadadas" se ocupen de la cría. "Solté un monstruo de Frankenstein", confesó en declaraciones a ABC News.

El término 'labradoodle' fue acuñado a mediados del siglo pasado, pero la aportación de Conron resultó en una gran demanda en lo que se percibe popularmente como un 'perro de diseño'. Básicamente, afirma, se buscó obtener un perro guía para los ciegos lo bastante disciplinado (como labrador) pero también poco alergénico.

Una mujer ciega de Hawái se lo pidió porque su esposo era alérgico a los perros. Quería un caniche estándar, pero ninguno de los que estuvo probando durante tres años tenía el temperamento adecuado para ser guía. Finalmente se le ocurrió la idea de cruzar la raza deseada con un labrador retriever y logró una camada de tres cachorros.

Para encontrar familias para los otros dos el hombre recurrió a un anuncio publicitario. Y eso, a pesar de que se daba cuenta desde el principio de que su criatura era una "monstruosidad".

Enfermedades

Muchos de los mestizos tienen displasia de cadera, problemas de codo y otras enfermedades no tan típicas para ambas razas originales. "Me parece que la gran mayoría están locos o tienen algún problema hereditario", estimó Conron.

Los criadores no pensaban mucho en la apariencia del perro cuando estaban buscando la funcionalidad necesaria. Sin embargo, pudieron unir la capacidad de trabajo de uno con el pelaje del otro.

El jefe al que Wally Conron estuvo subordinado en la década de 1980 intentó sacar una patente sobre el 'labradoodle' para poder controlarlo y evitar "que la gente se suba al carro", pero no lo consiguió. Ahora el australiano lamenta haber abierto "una caja de pandora" y se queja de "esas personas poco éticas y despiadadas" que crían estos mestizos para venderlos por mucho dinero.

 

Fuente: Actualidad RT