Crítico

Oliver Stone usó sus redes sociales para opinar sobre el juicio a Julian Assange

El director de cine cree que no hay compasión en el tratamiento de los medios sobre tema.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 11:05

Tomando como fundamento de sus dichos una nota del portal “Counter Punch” escrita por John Pilger, sobre el juicio de Julian Assange, Oliver Stone no tuvo reparos a la hora de describir al proceso por el que se juzga al acusado: “Este procesamiento de un editor investigador y un adivino revela a todos nosotros, sin filtro, la verdadera culpa del imperio estadounidense atrapado desnudo en sus crímenes. ¿Cómo pueden nuestros medios estar tan desalmados como para ignorar este juicio en este momento crítico de la historia antes de unas elecciones como esta? Es porque se? de su propio papel en esto, como deben ser? ¿Es porque su amado Obama es tan culpable como Trump procesarlo?”, dijo el reconocido cineasta en su cuenta de Facebook.

El matutino que cita Stone toma una postura crítica frente al procesamiento del supuesto espía en temas de Estado y su autor no toma reparos al comentar los crueles procedimientos y la extrema seguridad que se toma con el fundador de WikiLeaks: “un hombre que lucha por su vida. Sin embargo, su crimen es haber realizado un servicio público épico: revelar lo que tenemos derecho a saber: las mentiras de nuestros gobiernos y los crímenes que cometen en nuestro nombre. Su creación de WikiLeaks y su protección a prueba de fallos de las fuentes revolucionó el periodismo, devolviéndolo a la visión de sus idealistas. La noción de periodismo libre de Edmund Burke como cuarto poder es ahora un quinto poder que arroja luz sobre aquellos que minimizan el significado mismo de la democracia con su secreto criminal. Por eso su castigo es tan extremo”, finalizó el periodista.

Assange en 2012 buscó refugio en la embajada de Ecuador en Londres, acusado de violar a una mujer y abusar de otra en Suecia. Ocho años después el investigador fue arrestado en la capital británica por agentes del servicio de Policía Metropolitana bajo una orden emitida por la Corte de Magistrados de Westminster el 29 de junio de 2012, por no ponerse a disposición de la corte y también fue arrestado por solicitud de la autoridades de Estados Unidos junto a una solicitud de extradición por parte de EE.UU. por "delitos informáticos" fue confirmada luego por un vocero del ministerio del Interior británico y por el propio departamento de Justicia de EE.UU.