NUEVA YORK

Fotos: la Policía captó una fiesta swinger y 80 acabaron en la comisaría

Había relaciones, preservativos, alcohol y música. Además de estar prohibido por la pandemia, el local no tenía licencia de habilitación para esta actividad.
martes, 24 de noviembre de 2020 · 10:42

Efectivos de la Policía de Nueva York desmantelaron una fiesta ilegal con más de 80 personas que tenía lugar en un club swinger de Queens, en la cual sobraban las camas, condones, alcohol y algunas sustancias prohibidas. Cabe destacar, que este tipo de eventos están prohibidos por el aumento de casos de coronavirus en dicha región. La fiesta ocurrió el sábado por la noche en el club Calígula, según The New York Times. 

Este es un lugar clandestino donde las personas estaban bebiendo y bailando, había un buffet, un Dj programando música en vivo y varias cajas de condones. Ninguno llevaba tapabocas o respetaba el distanciamiento social. Una llamada a la línea de emergencia de las autoridades dio la pista de la fiesta que finalmente fue desmantelada el domingo en la madrugada. En el lugar había una pequeña habitación trasera. 

Allí, donde las paredes estaban forradas con condones, había parejas teniendo sexo. El club Calígula, estaba equipado para noches de sexo y descontrol. Entre las imágenes que hizo pública la policía después de la redada se observan cuatro camas y un sofá de cuero negro, que estaban apiñados en la pequeña habitación destinada a tener sexo grupal. En una de las camas había una canasta con lo que parecen ser condones.

En otra imagen se puede ver una caja de cartón también llena de preservativos. Había además un letrero laminado de blanco que mostraba los precios de una sala VIP, que iban desde 30 dólares por 10 minutos hasta 500 dólares por toda la noche. Según la policía el lugar no solo violaba la restricción, que para estos locales ubicados en zonas amarillas de la ciudad es de máximo 25 personas, sino que tampoco contaba con licencias.

Carecían de permisos para vender o almacenar alcohol en sus instalaciones. El gerente del negocio Roy Bacon, de 37 años, fue acusado de violar una orden ejecutiva, de violar la medida de emergencia, operar un club sin licencia para licores y almacenar bebidas alcohólicas ilegalmente. Bacon recibió una multa de 1.000 dólares por no proteger la salud y la seguridad mientras que el club Calígula fue multado con 15.000 dólares.

Galería de fotos