MUNDO

La que faltaba: Entró en erupción el volcán Anak Krakatoa en Indonesia

Comenzó durante la noche del viernes con una amplia columna de humo y cenizas. En 2018, provocó un tsunami devastador.
sábado, 11 de abril de 2020 · 05:54

Según informaron fuentes científicas, el volcán Anak Krakatoa, hijo de Krakatoa, ubicado en el estrecho que separa Sumatra de Java, en Indonesia, entró en erupción en la noche del viernes lanzando material magmático y enormes columnas de ceniza. Según el Ministerio de Energía y Recursos Minerales (KESDM), la altura de la columna de cenizas se observó a unos 200 metros sobre el pico o alrededor de 357 metros sobre el nivel del mar. En 2018, el volcán generó un tsunami que dejó cientos de muertos.

La erupción se registró en un sismograma con una amplitud máxima de 40 milímetros y una duración de aproximadamente 1 minuto y 12 segundos. En tanto, la columna de ceniza gris varió de una intensidad moderada a gruesa inclinada hacia el sur. Por precaución, se pidió a los turistas que no se acerquen al cráter en un radio de 2 kilómetros.

El sitio web Volcano Discovery indicó que, basado en imágenes satelitales, se detectaron columnas de ceniza moviéndose en dirección oeste-noroeste que alcanzaron los 15 kilómetros de altura. Además señaló que se detectó un punto caliente térmico fuerte. Tanto la cámara web en la isla de Anak Krakatoa como la costa (a una distancia de 40 kilómetros) muestran fuertes fuentes de lava del volcán. “Esta parece ser la fase eruptiva más fuerte desde la violenta actividad freatomagmática después del colapso parcial del volcán el 22 de diciembre de 2018, que desencadenó un tsunami mortal que mató a cientos de personas en la costa oeste de Java", agregó.

 

Antecedentes

Descubierto en 1927, el Anak Krakatau surgió de las aguas más de medio siglo después de la gran erupción del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó destruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costó la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas. El 26 de agosto de 1883, tras meses de frenética actividad volcánica, el Krakatoa sufrió cuatro enormes explosiones, acompañadas cada una por enormes tsunamis, que provocaron el desplome de la mitad de la isla.

Las explosiones fueron tan violentas que se escucharon a 5.000 kilómetros de distancia y la ceniza llegó a los 80 kilómetros de altura, según los registros históricos. Otros datos aseguran que las erupciones fueron similares a una bomba de 200 megatones, lo que equivale a 13.000 veces la bomba nuclear lanzada contra la ciudad japonesa de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.​ Los tsunamis posteriores a la explosión alcanzaron los 40 mts de altura y destruyeron 163 aldeas a lo largo de la costa de Java y Sumatra, matando a un total de 36 417 personas.