CORONAVIRUS

Disputa en Francia por el confinamiento de los mayores de 65 años por tiempo indeterminado

“Es un arresto domiciliario” expresarón intelectuales, abogados, expertos en medicina y ciudadanos comunes que rechazaron la medida dictada por Macron. Aseguran que el mandatario podría dar marcha atrás.
sábado, 18 de abril de 2020 · 13:28

El pasado miércoles, el presidente del Consejo Científico francés, Jean-François Delfraissy advirtió que incluso después de la reducción de la cuarentena prevista para el 11 de mayo, 18 millones de personas, consideradas en peligro, tendrán que permanecer confinadas.  Para los que corren el riesgo de “desarrollar una forma grave, seguiremos confinándolos”, dijo al comité legislativo del Senado. “Por cuánto tiempo, no lo sé. No sé por cuánto tiempo, no lo sé. Tal vez hasta que consigamos una droga preventiva”, agregó sin optimismo. Luego detalló: "Los 18 millones de personas son personas de cierta edad, como yo, de más de 65 o 70 años, personas con afecciones a largo plazo, así como jóvenes con una patología, pero también obesos”, detalló.

La posible medida desató la polémica y generó una ola de protestas en todo el país, donde intelectuales, abogados, científicos y ciudadanos comunes rechazaron el confinamiento indeterminado de los mayores. Uno de los primeros en criticar la medida fue Pascal Bruckner, el escritor autor de “Una breve eternidad. Filosofía de la longevidad”, afirmó: “Digo categóricamente que no. La reconfinanciación de los ancianos hasta septiembre, y por qué no hasta Navidad, es inconstitucional y rompe el principio de igualdad”. “La constitución de un grupo de edad, culpable de haber nacido a mediados del siglo XX, como chivo expiatorio de la nación es una de esas ideas absurdas diseñadas para apaciguar nuestra angustia”. Los jubilados franceses sienten “ira” y están “molestos por sentirse infantilizados y discriminados", aseguró con dureza el diario francés Le Figaro.

Luego la Academia de Medicina tomó una fuerte postura contra una cuarentena por grupos de edad. “La tentación simplista de gestionar este episodio por grupos de edad y de imponer a los ancianos, en nombre de su propia protección, que permanezcan confinados no es satisfactoria”, afirmó la institución. La Academia, además, denunció una “amalgama” entre las personas mayores, las personas con discapacidades y las personas afectadas por enfermedades crónicas. La institución insistió: “¿Es mejor tomar un riesgo controlado respetando los gestos que son barreras para vivir con los demás, o languidecer en una soledad desesperada? Esta elección es de todos”, que considera que “envejecer con buena salud” significa poder continuar con las actividades propias.

En el aspecto legal, la segregación por edad también plantea dudas. “La idea de pedir a las personas frágiles que no salgan de sus casas es comprensible, pero convertir una estadística de salud en una ley plantea verdaderas dificultades jurídicas”, aseguró el constitucionalista Didier Maus, que señala los riesgos de “discriminación y de interferencia desproporcionada en la libertad de ir y venir”. Esa medida también debería "respetar el principio de la dignidad de la persona humana, que también es un principio constitucional", añadió el profesor de derecho público Guillaume Drago.

En la misma línea se están levantaron grandes voces de protesta como el ensayista Alain Minc, cercano al jefe de Estado, que está indignado por la perspectiva de "un arresto domiciliario para ancianos”. “Los textos ambiguos para las libertades civiles ya han pasado. Un confinamiento por grupos de edad sería la gota que colma el vaso”, dijo, antes de advertir de una revolución de los ancianos. “¿Son los ancianos más contagiosos? No, no lo son. ¿Son los ancianos más vulnerables a Covid-19? Sí, pero es su libertad para correr el riesgo. El único argumento válido para justificar el confinamiento de los mayores de 70 años podría ser el deseo de no obstruir las unidades de cuidados intensivos. Pero adoptar medidas relacionadas con la edad sería una negación de la propia filosofía francesa”, afirmó. Y sentenció: “No podemos aceptar que la arrogancia del poder científico sustituya al poder político".

Ante la creciente polémica Emmanuel Macron intentó bajar la tensión y afirmó anoche que “no quiere discriminar” a los ancianos y “apelará a la responsabilidad individual” de cada uno. Como el miércoles, cuando se deslizó la medida por primera vez, la recapitulación también fue vaga: el presidente no dio ninguna precisión sobre qué pasará con los adultos mayores después del 11 de mayo. Para el resto de la población, la desconfinanciación anunciada por Emmanuel Macron para el 11 de mayo sólo será posible si se cumplen una serie de condiciones, dijo Delfraissy. “Soy extremadamente claro: si no tenemos los requisitos previos, debemos permanecer confinados y si tenemos que retrasarnos unos días porque no estamos preparados, tendremos que retrasarnos unos días”, insistió Delfraissy. Entre esos “requisitos previos operacionales y técnicos”, destacó en particular la disponibilidad de un número suficiente de pruebas para detectar el virus y la puesta en marcha de un sistema de rastreo de contactos para los casos recién identificados.

A pesar de la esperada desaceleración de la epidemia, las estimaciones se basan en "10.000 o 15.000 nuevas infecciones” por día desde mediados o finales de mayo, señaló. Para rastrear los contactos de estos casos, destacó el despliegue de una herramienta digital en los teléfonos inteligentes, que está previsto. Pero aunque "la fantasía de Corea (del Sur) podría sugerir que con lo digital vamos a arreglar todo, la respuesta es no", insistió, señalando que además de una aplicación digital, Seúl había utilizado una "brigada de 20.000 personas" para ocuparse de las personas recién infectadas y rastrear los casos de contacto. Los requisitos para la desconfinanciación también incluirán “una estrategia real y clara anunciada a nuestros ciudadanos”, incluyendo aspectos muy prácticos como qué hacer con los nuevos casos positivos (¿deben ser aislados con sus familias o en habitaciones de hotel dedicadas?).