Vaticano

Francisco: “pensemos en las víctimas de pedofilia y no en la reputación de la Iglesia”

El pontífice reiteró, una vez más, que es necesario el perdón para generar, nuevamente confianza en los fieles.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 16:02

 Pensemos en las víctimas y no en la "reputación de la Iglesia", el Papa vuelve al flagelo de la pedofilia y subraya que es necesario ante todo pedir "perdón" por estos "comportamientos crueles".
    Estas son las palabras de un mensaje para el encuentro que se realizará mañana en Varsovia, Polonia, donde la Iglesia, como en muchos otros países, tiene que afrontar esta realidad que a menudo ha sido devastadora para la credibilidad del clero.
    Es necesario asegurar que "el bienestar de las víctimas no se deje de lado", es el llamamiento del Papa Francisco en favor de la incomprendida preocupación por la reputación de la Iglesia como institución.
    "Al contrario, solo enfrentando la verdad de estos comportamientos crueles y buscando humildemente el perdón de las víctimas y sobrevivientes, la Iglesia podrá encontrar su camino para ser nuevamente considerada con confianza un lugar de acogida y seguridad para los necesitados", destaca el Sumo Pontífice.
    Esta mañana, el Papa se reunió con "su" diócesis, la de Roma, con la que inauguró efectivamente el Sínodo, que comenzará oficialmente en octubre en el Vaticano, y quee involucrará a todas las diócesis del mundo y durará dos años.
    Francisco pide "escuchar", "caminar juntos", nadie excluido. "Si la parroquia es la casa de todos en el barrio, no un club exclusivo, te recomiendo: deja las puertas y ventanas abiertas, no te limites solo a los que asisten o piensan como tú, que estarán en, 3, 4, 5 por ciento, no más. Deje que todos entren", señala.
    Luego apela a palabras contundentes contra quienes quisieran una Iglesia cortada y cosida sobre sus propias convicciones: hay "quienes insisten en tomar el lugar de Dios, pretendiendo modelar a la Iglesia sobre sus convicciones culturales e históricas, forzándola a las fronteras armadas, a culpar a las costumbres, a las espiritualidades que blasfeman la gratuidad de la acción envolvente de Dios".
    Finalmente, cierra el encuentro con una broma para invitar a la diócesis de Roma a comprometerse con este Sínodo, que "no es un Parlamento" ni "un conjunto de opiniones", sino un proceso que debe cambiar el rostro de la Iglesia en el mundo.
    "Sería una tontería si la diócesis de Roma no se comprometiera en esto. Una tontería para el Papa pero también para ti", desliza Francisco