SAN JUAN

25 de Mayo: el municipio posterga a los chicos con discapacidad

Hace cuatro meses que está fuera de servicio la movilidad para su traslado a la escuela de educación especial. El secretario de gobierno, Gabriel Angulo, dijo a Canal 13 que "van a tener que seguir esperando".
viernes, 11 de octubre de 2019 · 12:16

El drama de las madres de los chicos de la Escuela de Educación Especial de la Villa Cabecera, de 25 de Mayo, no tiene fin. Hace cuatro meses que se rompió la combi que los llevaba hasta el establecimiento y desde la Municipalidad aseguran que "van a tener que seguir esperando".

La queja de las mujeres llegó a Canal 13 que fue hasta el lugar y mostró el largo recorrido por la tierra que tienen que hacer con los alumnos para poder entrar a la escuela.

Gabriel Angulo, secretario de Gobierno del municipio, reconoció que la movilidad se rompió pero sostuvo que no pueden hacer nada.

"La movilidad se rompió después de las vacaciones de invierno, necesita estar en condiciones tanto la parte técnica como la de los choferes y se estuvo arreglando durante todo este tiempo (4 meses) y se están haciendo las habilitaciones correspondientes para transportar a los chicos especiales", dijo el funcionario,.

Recién el 23 de agosto, explicó Angulo, se comenzó con el trámite administrativo para que la movilidad tenga las habilitaciones y para eso contrataron una movilidad particular pero como tampoco tenía las habilitaciones los chicos no tienen en qué ir a la escuela.

"Ir a la escuela en colectivo es decisión de cada uno", dijo Angulo y aseguró que, a pesar de que hay micro, "pasa en un sólo horario, en un sólo momento del día".

Angulo también se justificó diciendo que "la situación económica en el país y en el municipio no está para que nosotros estemos usando una movilidad que no esté habilitada".

Los más perjudicados, además de los alumnos que viven en zonas alejadas de la escuela, son los chicos que tienen alguna discapacidad motriz y se mueven en sillas de ruedas que tienen que ser empujadas por sus madres todos los días, por un baldío lleno de tierra.

La respuesta del funcionario fue contundente: "No tenemos una movilidad para trasladarlos y no sabemos cuando vamos a tener". Así las cosas el que puede caminar llega a la escuela y el que no, corre por su cuenta.