ESTE VIERNES

Estalló la furia en Iglesia por el recorte de sueldos a contratados

Los municipales increparon al intendente, Marcelo Marinero, reclamándole por la supuesta reducción de los haberes en un 50% a los contratados. El jefe comunal, les manifestó que "la plata no alcanza".
viernes, 21 de junio de 2019 · 11:45

Momentos de tensión se vivieron en la mañana de este viernes en la Municipalidad de Iglesia por la decisión del intendente de bajar los montos de los 1500 contratos que tiene actualmente el municipio.

Canal 13 accedió a audios en los que se escucha al tesorero de la Municipalidad, al propio intendente y al secretario de gobierno, dar explicaciones al respecto.

Según manifestó el jefe comunal a los contratados que se acercaron hasta el municipio para reclamar contra la reducción de sus haberes, "son distintos contratos que van de los $3000 a los $8000 y se restringirán al 50%, menos los de 3000 pesos que es muy poco. Por ejemplo los de 4000 bajarán a 3500; los de 6000 pesos a 3000 y así". “La planta política la he reducido al 50% desde que arranqué mi gestión, en el 2017 cuando me entregaron el organigrama tenía el 70% pero por más de esto, ahora la plata no va a alcanzar".

Otros funcionarios del municipio también dieron explicaciones a los trabajadores sobre la situación económica de la comuna. Lucio Riveros, a cargo de la secretaria de Gobierno sostuvo  que “desde octubre íbamos a reducir, ya les habíamos avisado, lo he hablado hasta con el gobernador, no es una cuestión política o que se haya perdido una elección, no está la plata, no la va a haber", explicó.

Por otro lado, el tesorero dijo que "en el mes de julio van a ingresar los fondos que se les se quedó debiendo de abril, si ustedes pretenden los mismos sueldos, van a tener esta problemática porque van a venir atrasados los sueldos, el intendente les va a pagar de acuerdo a los ingresos al municipio", explicó.

Durante el escrache de empleados municipales, proveedores y contratados, Marinero negó de lleno que se tratase de una decisión tras la derrota del 2 de junio. "La gente sabe bien que la plata no alcanza", exclamó.

Además, recalcó que meses antes de las elecciones le advirtió a los iglesianos que las regalías mineras iban a disminuir por lo que el impacto iba a ser directo en las arcas municipales. "Yo no tengo la culpa de la inflación", se lo escuchó decir a Marcelo Marinero entre los gritos de la gente.

El intendente electo Jorge Espejo, por su parte, había destacado que la transición en el municipio con la gestión anterior era difícil, "sobre todo porque hay gente que no cobra".

(Fuente y audios: Lola Vargas)