EN MENDOZA

Cayó el Taza Albornoz, después de que lo dejaron ir

Miguel "Taza" Albornoz fue recapturado en la vecina provincia el sábado pasado, tras permanecer más de un año prófugo porque los guardiacárceles mendocinos lo dejaron ir, pese a que tenía pendiente una condena a 16 años en San Juan, por una serie de causas, entre ellas el motín de 1999 con toma de rehenes.
martes, 28 de enero de 2014 · 07:57

Miguel "Taza" Albornoz fue recapturado en Mendoza el sábado pasado, luego de pasar más de un año prófugo, porque los propios guardiacárceles mendocinos lo dejaron irse sin tener en cuenta que tenía una condena en San Juan por una sumatoria de causas, incluyendo el motín con toma de rehenes en el Penal de Chimbas ocurrido en 1999.

Albornoz era buscado en ambas provincias desde el 15 de diciembre de 2012. Según publicó este martes el diario mendocino Los Andes, el delincuente fue detenido el sábado pasado por personal de la División Especial Conjunta de Control y Búsqueda, cuando caminaba por las inmediaciones del barrio Puesta del Sol de Godoy Cruz.

Momentos antes, esos efectivos habían realizado un allanamiento en una casa del barrio Campo Papa justamente con la intención de dar con el hombre. "Sabíamos los lugares por los que andaba”, comentó un investigador.

Si bien la detención de Albornoz no se produjo en la vivienda, en ese lugar los efectivos hallaron un "mini” arsenal: había una carabina calibre 22, un arma de fabricación casera tipo tumbera, un rifle de aire comprimido, dos granadas de humo, 34 municiones calibre 7.65, una bala 3.80 y un machete. 

Por estos elementos, también se detuvo a dos hombres a los que se les inició una causa por tenencia ilegal de armas. Además cayó un hombre identificado como Cristian Bolado (33) quien era buscado desde el año 2012 por la Unidad Fiscal 3. 

La fuga de Albornoz fue escandalosa y ocurrió directamente en los tribunales mendocinos. El delincuente compareció ante el juez del Segundo Juzgado Correccional, Sebastián Capizzi, quien lo condenó a 7 meses y 15 días de prisión. Pero como ya había cumplido con 10 meses de cárcel por esta causa, dio por cumplida la pena y extendió la orden de libertad correspondiente, aclarando que "única y exclusivamente por esa causa" y remarcando unas líneas más abajo "sin perjuicio de las penas establecidas en otras causas".

Sin embargo, tras la sentencia, los guardiacárceles le sacaron las esposas y lo dejaron salir de tribunales. Al percatarse de esa situación, desde el seno de la penitenciaria alegaron que ellos sólo cumplían órdenes. El fiscal especial Daniel Carniello investiga las responsabilidades y presuntas complicidades.

Comentarios

Otras Noticias