Chimbas

Grave: denuncia que policías le dispararon a su hijo cuando iba en moto

El hecho ocurrió por la tarde del domingo cuando dos jovenes volvían de pasar una tarde en familia. La mamá de uno de ellos sostuvo que fue abuso policial y radicó la denuncia.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 22:17

Una mamá denunció por “abuso de autoridad” a efectivos policiales. Según contó Marita Espinoza a Canal 13, el hecho ocurrió cuando su hijo y un primo volvían de pasar una tarde en familia en San Martín. A la vuelta, se dividieron en varios vehículos y la familia tomó una ruta, y los chicos tomaron otro camino.

Los jóvenes circulaban en moto por avenida Benavidez y Blanco en Chimbas, cuando efectivos policiales les dieron la orden de detenerse. Según el relato de la mamá, “los chicos no estaban haciendo nada malo. Cuando los policías empezaron a pedirles que se pararan de forma violenta y mi sobrino empezó a frenar su moto  con los pies porque no tiene mucho freno, el policía que venía de frente en una moto lo golpeó con el arma en el pecho”.

Por el susto, el hijo de la denunciante aceleró el rodado en el que circulaba para escapar del lugar, según informó la mamá.

La policía emprendió la persecución del joven, un menor de 16 años de acuerdo a la información que brindó la madre, y fue en ese momento cuando le dispararon varios balazos de goma que impactaron en la espalda y los brazos del chico.

Cuando la mamá y el resto de la familia llegó a su casa en el asentamiento Pedro Echagüe en Santa Lucía, se encontraron con su hijo herido y sangrando, según contó la mujer. Allí en su domicilio el chico les contó lo sucedido.

Tras el hecho, este lunes, la mamá acudió al hospital Rawson donde revisaron y constataron las lesiones de su hijo, según informó y luego radicó la denuncia en la Central de Policías.

La mujer presume que los efectivos que le dispararon al muchacho pertenecen a la Seccional 17°, por razones de jurisdicción. “Llamé a la Comisaría 5° y me dijeron que esa parte es jurisdicción de la 17°”, aseguró la mujer.

“Es una vergüenza, abusan de su autoridad. A los chicos los tratan de una forma como si todos fueran delincuentes”, dijo Marita Espinoza a Canal 13.

“No me interpongo al trabajo de ellos pero tampoco abusar de su autoridad. A mi hijo lo vio el médico legista. Ahora tengo que llevar la remera que el traía puesta con sangre y quemada. Son de 15 a 16 lastimaduras de las balas de goma que tiene”, señaló la mamá del joven.

“Espero que me den importancia y que investiguen. Quiero que me den una respuesta. No está bien lo que ellos hacen.

La zona dónde según la denunciante ocurrió el hecho.

Galería de fotos

Comentarios