POLICIALES

Se incendió una casa de Rivadavia mientras todos dormían

El fuego se originó en una habitación y afortunadamente una mujer se despertó antes de que fuera tarde. Un nene de dos años fue el primero en darse cuenta de las llamas pero se había quedado mirando cómo se consumían las cosas.
miércoles, 6 de febrero de 2019 · 08:15

Un incendio en la casa 24 de la manzana M del barrio Frondizi, en Rivadavia, dejó grandes pérdidas para una familia que desgraciadamente no pasa un buen momento económico. Y si bien ayer estaban amargadísimos porque se les quemaron muchas cosas, la sensación que reinaba entre los damnificados era de sosiego. Y no era para menos, porque todo pudo haber terminado de la peor manera para un chiquito de 2 años que estaba muy cerca de las llamas mientras todos dormían. Fue una tía del pequeño la que se dio cuenta lo que estaba pasando y pudo actuar antes de que ocurriera una tragedia. "Empecé a sentir olor a humo y cuando abrí los ojos vi las llamas", recordó Catherina García (23).

Eran más o menos las 7.30 cuando la chica despertó a los gritos, y lo primero que hizo fue alzar al niño, que en ese momento estaba paradito en el marco de la puerta de la habitación donde se iniciaron las llamas, al parecer, por un cortocircuito en una lámpara. "Parece que escuchó algo y se levantó antes. Y ahí ha estado al lado de la puerta mientras la pieza se quemaba", dijo Maira Cuello (20), mamá soltera del nene. La habitación donde se desató el fuego es la de ellos, pero afortunadamente esa noche no durmieron allí, pues por el calor llevaron colchones al comedor, donde hay un aire acondicionado.

Los otros que pudieron salir a tiempo fueron el jefe de hogar Felipe Ricardo Cuello (56) y su esposa Celina Artazo (54). Felipe Cuello, el jefe de hogar, se quedó sin trabajo la semana pasada y su esposa es ama de casa. Una vez que se aseguraron que todos estuvieran a salvo, empezaron a tratar de apagar el fuego y salvar lo que más pudieran. Para eso fueron muy importantes los vecinos, quienes con baldes sacaron agua de un canal que pasa por la parte trasera de la vivienda y así cooperaron con la misión.

Los Bomberos Voluntarios de Chimbas también llegaron a los pocos minutos, pero para ese entonces gran parte del daño ya estaba hecho. Además de arrasar con prácticamente todo lo que había en la habitación (dos camas, televisor, impresora, muebles, ropa, entre otras pertenencias), las llamas también afectaron un pasillo y el hollín hasta dejó daños en el comedor y las otras piezas. El dueño de casa vive un verdadero drama, pues la semana pasada se quedó sin trabajo porque terminaron las obras en el nuevo predio ferial de Chimbas. El consuelo: que todos estaban bien.

(Fuente: Diario de Cuyo).

Comentarios

Otras Noticias