LA ENGAÑARON

Iban a hacerle un hisopado y le terminaron desvalijando la casa

La víctima es una jubilada que le permitió el ingreso a estos falsos enfermeros, que le manifestaron que la iban a testear de manera gratuita.
sábado, 24 de octubre de 2020 · 13:01

Un lamentable hecho delictivo se produjo en horas de la tarde del pasado viernes 23 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires. Lo que sucedió fue que un hombre y una mujer se hicieron pasar por enfermeros para colarse en la casa de una jubilada. Esta pareja le dijo a la adulta mayor que iban a hisoparla de manera gratuita y terminaron llevándose una gran cantidad de pertenencias.

El hecho se produjo alrededor de las 10:00 del pasado viernes en una vivienda ubicada en la calle Venezuela al 1600, dentro de lo límites del barrio bonaerense de Monserrat. A esta casa acudió un hombre y una mujer vestidos con ropa de enfermeros, quienes golpearon la puerta para que la jubilada que viva en el lugar saliera.

Estos malvivientes le dijeron a la señora que habían venido a realizarle un hisopado, para descubrir si estaba contagiada de coronavirus o no. La mujer lamentablemente confió en ellos y abrió un poco la puerta. Aprovechándose de la amabilidad de la anciana los cacos ingresaron por la fuerza en el domicilio.

Una vez dentro del inmueble los asaltante le metieron un trapo en la boca a la víctima del robo para que no pudiera gritar y le ataron las manos con dos corbatas que habían en el lugar. Una vez que la dueña de casa estaba maniatada, los ladrones comenzaron a revisar toda la cosa en busca de objetos de valor, que metieron en varias bolsas y en un valija de gran tamaño.

Ya con todo el botín entre sus manos se retiraron del lugar, se subieron a la camioneta en la que habían llegado y se fueron rápidamente del lugar de los hechos. Una vez que se retiraron un vecino del lugar que había notado algunos movimientos extraños entró al domicilio en cuestión y se encontró con la abuela, identificada como María Luisa de 76 años de edad, tirada en el suelo con ataduras en sus manos.

Este hombre la desató y en ese momento María le contó todo lo que había sucedido, por lo que este vecino la ayudó a contactar a su hijo que se hizo presente instantes después. Una vez que llegó al lugar este hombre llevó a su progenitora hasta la Comisaría Segunda de la Ciudad de Buenos Aires, donde se realizó la denuncia. Actualmente efectivos policiales están buscando a los responsables.

Más de

Otras Noticias