No era culpable

Lo acusaron de violador y le quemaron la casa

Según el protagonista del hecho, todo fue un mal entendido.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 16:36

Guillermo Chandía es un vecino de  Loma Paraguaya fue acusado de ser un presunto ultraje en perjuicio de una menor. El mismo fue quien contó lo que paso mientras era detenido. 

Según lo que indicó luego de ir a prisión le incendiaron la casa tras ser acusado por presunto abuso sexual de una menor. Por ello es que salió a defenderse en los medios nacionales. 

Guillermo específico que se quedó sin nada por un mal entendido ya que el no es el culpable del hecho por el cual lo acusan. "Me acusaron en un medio de manosear, de abuso. Son calumnias porque en realidad como fue el tema, es que yo fui el pavote porque me metí en problemas de pareja". Luego argumentó  "Estaba compartiendo con el marido de esa familia, en la casa, hasta que por ahí llegó ella (por la mamá de la menor) con los chicos, y no llegó bastante bien. El marido se enojó y le dijo 'mirá como venís' y se agarraron a los golpes como perro y gato". Su descripción de los hechos fue incluida en su declaración con la policía. 

Chandía mencionó que en medio de la gresca familiar, agarró a los nenes "porque gritaban". Según sus propias palabras procuró "sacarlos de ese conflicto para llevarlos a la vereda". "En ningún momento fue mala mi intención. Los agarré porque estaban sufriendo y no quería que vieran esa pelea." También subrayo que se guiaron por lo que dijo la pequeña. 

Después de ese momento el se fue a su casa y a los minutos llegaron la pareja amiga. "A la media hora cayó ella, el marido, el cuñado y me agarraron a piedrazos el precario hogar que tenía. Me rompieron los vidrios, me pegaron un botellazo en la cabeza. Y le pedí que me dijeran en qué momento le falté el respeto a los hijos, si ellos otras veces habían estado compartiendo conmigo en mi casa", detalló.

Esto llevo a que fuera detenido y la misma razón por la que se quedó en situación de calle ya que los familiares de la nena le incendiaron todo. Esto no es lo único que le sucede a Chandía ya que lo poco que queda se lo están robando. Fue a exponer la situación pero fue en vano.