POLICIAL

Así fue el calvario de los hermanitos prostituídos por su madre

El caso ocurrió en Güemes, provincia de Salta, donde la justicia detuvo a una mujer de 32 años porque sus vecinos la acusan de entregar a sus hijos para que sean sometidos sexualmente. La mujer y unos cinco sujetos fueron detenidos.
martes, 12 de mayo de 2020 · 20:57

Según manifestaron los vecinos del precario rancho donde vive la mujer de 32 años, ahora detenida, las criaturas habrían vivido al menos tres días de aberraciones desde el viernes pasado cuando supuestamente una de las criaturas de diez años se habría opuesto a la violación de su hermanita y ésto provocó un escándalo que llamó la atención a los vecinos.

En ese momento quienes viven cerca del rancho, hecho de palos y nylon donde vive la familia, intervinieron para que nada más ocurra pero no llamaron a la policía porque no tenían un celular a mano, según contó una mujer que pidió no ser identificada a Diario el Tribuno.

Según contó la señora, la mujer de 32 años, madre de 8 hijos, vive con ellos en la extrema pobreza en un terreno usurpado donde lograron levantar la precaria vivienda. Aseguró que esos niños viven prácticamente en la vía pública pidiendo para poder comer todos los días. “Estos chicos pasaban días abandonados por su mamá, ellos debían pedir para poder comer, son niños de tres hasta los 15 años que debían recurrir a nosotros por comida porque su mamá es alcohólica, por lo que pudimos ver, y continuamente los abandonaba”, aseguró

En el lugar no hay energía eléctrica ni agua potable y no hay construcciones de material, solo ranchos precarios. 

En cuanto a los días de constante sometimiento que sufrieron los niños los testimonios de la mujer entrevistada aseguran que: “El viernes escuchamos una gran pelea en la calle, pensábamos que era cosa de jóvenes, cuando salgo veo que la cosa esta pasando a mayores, se escuchaban amenazas con puñales, entre esos ruidos logro llamar a la policía y ellos vienen, pero los ven venir y la madre esconde los niños y todo quedó en nada. Este lugar es muy oscuro de noche, no pudimos ver los rostros de los involucrados, ahora cuando todo termina, la madre le pegó al hermanito mayor, una vecina escuchó todo y se enteró que ese niño había defendido a una de sus hermanas de ser abusada , a la nena la tenían en la orilla de la cama y un hombre la estaba tocando, eso lo hizo reaccionar para defenderla y fueron los gritos y ruidos que escuchamos todos después”.

El sábado la situación fue mas aberrante según escuchó una testigo:  “una vecina escuchó como una nena de 10 estaba siendo abusada y ella lloraba mientras la mamá la calmaba diciendo que iba a doler pero que aguante, como esta vecina no tiene celular no pudo llamar a nadie, recién el domingo temprano me avisan de esta situación, junto con otros vecinos nos pusimos en alerta, como el abuso no se pudo concretar el viernes, entonces el abuso se hizo el sábado. El domingo a la tarde ingresan cinco masculinos dos de ellos mayores y tres menores, estaba la madre bebiendo alcohol, y se pusieron a jugar a las cartas, un vecino nos alertó que la madre estaba volviendo a entregar a sus hijos para actos sexuales, yo voy por el fondo de mi casa y puedo comprobar que era verdad, llamamos al 911 para que escuche e intervenga". "Esto fue alrededor de las 22, por suerte llegaron y nosotros colaboramos con ellos para que puedan realizar los arrestos”.

La justicia intenta determinar cuántas criaturas en total fueron abusadas ante la mirada de su madre que jugaba supuestamente a las cartas con cinco sujetos y la prenda que pagaba era ir quitando prendas de vestir a las criaturas. Una de las niñas presenta lesiones compatibles con abuso sexual según trascendió.

 

 

 

 

Fuente El Tribuno Salta