POCITO

Denunciaron un nuevo intento de estafa con el IFE

El hecho ocurrió este martes pasado el mediodía. Una joven recibió llamada de un supuesto empleado de ANSES que le informó que le había sido beneficiada con los $ 10.000.
martes, 19 de mayo de 2020 · 17:09

Este martes se produjo un nuevo intento de estafa telefónica vinculada al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). En esta oportunidad, un hombre intentó engañar a un joven matrimonio que se encontraba en su vivienda del Loteo “En lo de Humberto”, en el departamento de Pocito.

Todo comenzó alrededor de las 14, cuando Lucia Saavedra recibió una llamada de un número desconocido de la provincia de Córdoba, en el cual una persona, que se identificó con nombre y apellido, como empleado de ANSES, le comunicó que había sido beneficiada con el plan entregado por el gobierno que consiste en un bono de $ 10.000. Desde ese momento a la joven, comenzó a sospechar de la maniobra, ya que ella no se había inscripto para obtener del beneficio.

Fue en ese momento, que la joven llamó a su esposo, Gastón Vargas y, le comentó lo que estaba sucediendo, los dos decidieron seguir con las instrucciones que el hombre iba detallándoles, poniendo en alta voz el celular, para lograr así desenmascararlo.

El damnificado, contó a Canal13, que la voz les indicó que debían ir hasta un cajero, además de preguntarles a cuánto tiempo estaba el más cercano. El falso empleado, se quedó en línea esperando que los cónyuges lleguen hasta el cajero y  les informó que les daría una serie de pasos para que ellos mismos puedan acreditar los 10.000 en su cuenta, y que después los podría sacar cuando lo deseen, por tenerlos depositados ya.  

“Se venden muy bien, te dan nombre, apellido, número de operador y se identifican como del ANSES” relató el joven y agregó, “te dicen que dada la situación que estamos pasando ellos se están comunicando por teléfono, porque ha sido el operador asignado dentro de una cantidad de personas”, dijo el joven.

Además, Vargas contó que en un principio no les pidió ningún dato, de la tarjeta, ni de la cuenta, pero insistieron que la pareja fuera al cajero para terminar con el trámite ellos mismos, guiados desde la llamada. “En un  primer momento nos dimos cuenta que era una estafa, cuando comenzamos a preguntar, les dije que trabajaba en un municipio y estaba asesorado”.

Fue en ese momento en que el hombre le dijo, “si no los quiere, ya le doy de baja con la autorización de su esposa y se los doy a otra persona que realmente los necesite para comparar alcohol, lavandina. Es increíble la parla que tienen” finalizó el joven.

Cabe recordar, que el IFE es un beneficio entregado por el Gobierno nacional, destinado a los trabajadores informales y monotributistas de las primeras categorías para afrontar la cuarentena. Las personas que estaban dentro de este grupo y que desearan y necesitaran el beneficio se podían inscribir y ANSES les confirmaba a través de un correo electrónico la adjudicación del bono de los $ 10.000. Pero nunca esta confirmación llega por medio de un llamado telefónico.

Ante reiteradas denuncias de casos similares, ANSES advirtió que sus empleados no llaman por teléfono a los beneficiarios. Además de pedir a todo aquella persona que detecte esta clase de fraudes, que los denuncie para impedir que se sigan efectuando.