BRUTAL ASESINATO

¿Cómo sigue el caso del sacerdote asesinado de 15 puñaladas?

En un principio se pensó que se trató de un asalto, pero luego la investigación tomó un rumbo totalmente distinto.
sábado, 18 de julio de 2020 · 10:26

Un macabro hallazgo se produjo durante el pasado miércoles 15 de julio en la provincia de Tucumán, más precisamente en la parroquia San Martín de Porres. Lo que sucedió fue que la empleada doméstica de esta iglesia, se percató que alguien había forzado la puerta del inmueble donde vivía el sacerdote de esta parroquia, por lo que ingresó y se encontró con el cadáver del hombre en cuestión. Con el paso de los días, la investigación de este caso ha ido avanzando.

El hallazgo se produjo durante la mañana del pasado miércoles 15 de julio, cuando esta empleada encontró el cadáver del sacerdote Óscar Juárez, tapado con una sábana y presentando varias heridas provocadas con un arma blanca. Esta mujer no dudó en contactar a la Policía para solicitar asistencia.

Con el paso de los días, las autoridades involucradas en este caso, gracias a las cámaras de seguridad que habían en el lugar, pudieron detectar que un joven identificado como Jorge Leonardo Herrera de 32 años, estacionó su automóvil cerca de la casa parroquial, el día que se produjo el asesinato. El hombre volvió a los 40 minutos y huyó velozmente del lugar en su vehículo. Debido a esto, Herrera fue detenido y por el momento es el único sospechoso.

A raíz de esto, la hipótesis de que se trataba de un robo perdió fuerza, ya que este sujeto conocía a Juárez, porque su madre es la secretaria del templo y era amiga personal del fallecido. Además se confirmó que como parte del hecho, que fue perpetrado por al menos dos personas, no se sustrajo ningún objeto de valor de la vivienda en cuestión.

Otro detalle que llamó la atención de los investigadores, es la saña con la que se produjo el asesinato. Juárez fue apuñalado cinco veces en la espalda, fue herido en otras partes de su cuerpo y finalmente fue rematado con un "puntazo" en el pecho, a la altura del corazón, siendo apuñalado un total de 15 veces.

A día de hoy, las principales hipótesis que se manejan es que Óscar Juárez estaba manteniendo algún tipo de relación con la madre de Herrera o que el presunto asesino, mató al sacerdote ya que este lo hacía responsable por una gran cantidad de dinero que alguien robó de la parroquia.

Más de

Otras Noticias