SE CONOCIÓ EL CASTIGO

Sancionaron al guardia del Penal que metió un celular para un presunto violador

Se trata de un uniformado que ingresó un teléfono al Servicio Penitenciario, con el objetivo de entregárselo a un conocido hockista acusado de abuso sexual.
jueves, 25 de noviembre de 2021 · 07:53

Una indignante situación vivida en el Penal de Chimbas a principios del año 2018, recién esta semana tuvo su resolución. Se trata del caso del guardia que ingresó un celular al Servicio Penitenciario para tratar de entregárselo a un hockista acusado de abuso. Finalmente las autoridades optaron directamente por la cesantía.

Puntualmente el caso ocurrió el 14 de abril de 2018 y fue protagonizado por el sub ayudante de guardia, Maximiliano Martín Quiroga. Este sujeto trabajaba en el área de Producción y Trabajo en ese entonces. En ese momento el uniformado se acercó a otro efectivo y le aseguró que un oficial de apellido Fernández le permitió salir para recibir una gaseosa de una mujer.

Ante esta afirmación se le permitió salir y efectivamente regresó con una bebida con gas en sus manos. Sin embargo el otro trabajador lo sometió a un palpado como a cada persona que quiere ingresar al Penal. En ese momento notó que su colega estaba seriamente nervioso y segundos después se dio cuenta cuál era la razón.

Además de la botella cargaba con un celular escondido dentro de un guante que tenía en un bolsillo. Frente a esta situación el penitenciario, de apellido Araya, informó de lo sucedido a sus superiores quienes rápidamente secuestraron el smartphone. Sumado a esto se abrió un sumario administrativo contra Quiroga.

Durante la investigación del caso se revisaron las cámaras de seguridad del lugar donde se descubrió la maniobra. Cuando este hombre salió para recibir la gaseosa quien se la entregó fue la mujer de Matías Colazzo, uno de los internos. Este hombre es un conocido hockista que estaba detenido al estar acusado de cometer una violación. Fue denunciado en 2013 y estuvo prófugo hasta el 2015 cuando lo atraparon en la provincia de Santa Cruz, en El Calafate.

Debido a esto se confirmó que el sospechoso efectivamente colaboró con este reo al intentar darle un celular, cosa que esta terminantemente prohibida. Las autoridades consideraron que además de cometer una falta disciplinaria, se puso en peligro a la seguridad de todo el Servicio Penitenciario, por lo que se optó directamente por la cesantía.

Otras Noticias