En Capital

Dolor por el hallazgo de una abuela fallecida en su propia casa

La mujer había dejado de responder los llamados telefónicos un día antes de que la encontraran sin vida. El cuerpo se estaba descomponiendo.
sábado, 15 de enero de 2022 · 10:47

Dolor y conmoción es lo que rodea a los vecinos del departamento Capital. Es que en horas de la noche fue encontrada sin vida en su propia casa, una abuelita de 74 años. La mujer fue hallada por su propia hija, quien se había preocupado porque su mamá no le atendía el teléfono durante todo el día.

Según revelaron las fuentes policiales, preocupada porque su madre no atendía el teléfono, la hija de la difunta mujer se acercó hasta la vivienda para ver que ocurría. Fue allí donde en un primer momento comenzó a golpear pero del otro lado no había respuesta hasta que decidió ingresar en la vivienda para encontrarse con el peor panorama. Su madre sin vida, tendida en el piso y con su cuerpo en estado de descomposición.

Aparentemente el deceso se habría dado en horas de la noche anterior en el interior de la vivienda ubicada en calle General Acha 736 (N), en la zona de Concepción, Capital. La fallecida fue identificada como Jorgelina Santos Cuneo (74), quien vivía sola en esa propiedad, revelaron fuentes judiciales y policiales.

Debido a las circunstancias en las que el cuerpo fue encontrado, en el caso tomó intervención la ayudante fiscal Cintia Segura y el ayudante fiscal Renato Roca, de la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Especiales, que trabajan el caso como una muerte sin asistencia médica.

De acuerdo a los primeros datos que trascendieron, la mujer habría sufrido una muerte súbita mientras se encontraba en la cocina de su casa, señalaron. La encontraron vestida y en ese sector. Todo hace suponer que se descompensó y sufrió un ataque al corazón. El informe forense reveló que murió por problemas de salud, dado que la abuela padecía una afección cardíaca y presión alta, aseguraron fuentes del caso. Incluso en la casa hallaron los medicamentos que tomaba.

Las autoridades judiciales señalaron que como la mujer estaba sola, no pudo ser auxiliada por nadie. Llevaba entre uno o dos días de fallecida. Las altas temperaturas y el encierro hicieron que se acelerara el proceso de descomposición del cuerpo.