El lado romántico de Alberto Fernández

El primer presidente divorciado

Se divorció en el 2005. Está de novio con Fabiola Yañez, rionegrina, de profesión periodista y actriz de 38 años. Conviven desde hace 4 años.
domingo, 27 de octubre de 2019 · 22:42

Si hay algo en la historia política argentina en lo que Alberto Fernández se destacará, aun cuando está recién elegido es que será el primer presidente divorciado. Este es su estado civil desde el 2005, cuando firmó los papeles de divorcio con Marcela Luchetti, la mamá de Estanislao, de 24 años.

Fernández será el primer presidente argentino sin estar formalmente casado, desde que Hipólito Yrigoyen (soltero memorable) fue derrocado en 1930.

El resto de los presidentes ha cumplido con los mandatos sociales políticamente correctos: ser  casados y con hijos. Salvo Justo José de Urquiza, electo en 1854, que pasó un año de su gestión soltero y María Isabel Martínez, que asumió la presidencia siendo viuda de Juan Domingo Perón, en 1974. Cristina Kirchner también inició su segundo mandato en esa condición, un año después del fallecimiento de Néstor Kirchner. Carlos Saúl Menem se separó de Zulema Yoma en 199, dos años después de llevar la banda presidencial y entonces el lugar de primera cama lo ocupó su hija Zulemita.

De todos modos, el corazón de Alberto Fernández tiene dueña: está de novio con Fabiola Yañez desde hace 5 años. Y conviven hace 4 y se comprometieron en Francia pero "sin fecha de casamiento", según confesó ella, hace 3. Eso sí, hubo un anillo de oro para ella.

Yañez tiene 38, nació en Río Negro, pero vivió en Misiones, luego en Rosario y en la localidad santafesina de San Lorenzo. A los 17 años debutó en la televisión con un programa infantil en Canal 3 de Rosario. Se recibió de Licenciada en Periodismo en la Universidad de Palermo y rápidamente comenzó a trabajar para medios locales y extranjeros. Infobae, Página 12, América, C5N, Radio 10, CNN + (fue corresponsal) y Diario La Razón de España son algunos de los medios dónde se ha desempeñado. Paralelamente estudió actuación. Ha tomado clases con Dora Baret.

Con Fernández se conocieron en la universidad. Ella estaba cursando las últimas materias. Él había dado una charla y amablemente le dio una entrevista que le serviría para su tesis. No sólo se sacó un 10, sino que hubo intercambio de teléfonos y un gran amor.

La pareja convive en el departamento de Puerto Madero. Y ella sueña con ser mamá.