EEUU

A contramano de Susana, un multimillonario pide aumentar los impuestos a los que más tienen

Durante muchos años fue el hombre más rico del mundo. Aún figura en el podio de Forbes. Dijo que la economía no es justa y que los más afortunados deben contribuir más que el resto. Enteráte de quién se trata, en esta nota.
martes, 07 de enero de 2020 · 20:00

Bill Gates, fundador de Microsoft, durante muchos años fue el ser humano más rico del planeta según el ranking que elabora la revista Forbes. Incluso hoy ocupa el segundo lugar en esa tabla de afortunados. Desde esa posición de privilegio, el empresario le reclamó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que aumente los impuestos a los que más tienen, porque la economía por sí misma no es justa. Todo un mensaje, puesto en contraste con el reclamo de un sector ruralista de Argentina que rechazó la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

Bill Gates, el segundo hombre más rico del planeta.

Podría decirse también que Gates también se paró en la vereda opuesta a Susana Giménez, quien el fin de semana pasado en Punta del Este cuestionó el recargo del 30% al dólar turista y pidió a los Reyes Magos "que dejen de hablar de pobreza" y que manden a "la gente" a plantar en huertas y  criar gallinas, refiriéndose especialmente a "la gente del norte" del país.

Gates expuso una mirada absolutamente distinta a la de los capitales concentrados de Argentina: “mi fortuna de 109 mil millones de dólares demuestra que la economía no es justa” y agregó que “he sido recompensado de manera desproporcionada por el trabajo que he hecho”.

El magnate se dedica a la filantropía junto a su esposa Melinda. Ambos crearon "The Giving Pledge", que consiste en un programa que incluye donar la mayor parte de su patrimonio. A esta movida solidaria se sumaron otros multimillonarios como Warren Buffett. Según publicó el diario Página 12, el matrimonio Gates donó desde 2010 a la actualidad cientos de millones de dólares para la lucha contra la pobreza. 

Curiosamente, en ese lapso su patrimonio se duplicó. Este crecimiento puede ser atribuible a las políticas fiscales estadounidenses, que favorecen a los que más tienen. Esto es precisamente lo que denunció Gates en su blog y se convirtió en  noticia mundial.

"Fui recompensado desproporcionadamente por el trabajo que realicé, mientras que muchos otros que trabajan igual de duro luchan por sobrevivir”, escribió Gates. Y agregó: “estoy a favor de un sistema de impuestos en el que, si tienes más dinero, pagas un porcentaje más alto en impuestos”. Y concluyó que: “los ricos deberían pagar más de lo que pagan hoy y eso nos incluye a Melinda y a mí”.

"Melinda y yo creemos que impulsar el progreso es el principal propósito de la riqueza”, continuó el fundador del imperio tecnológico. “Antes de casarnos, decidimos que usaríamos los recursos de Microsoft para mejorar la vida de las personas”, dado que “nuestra riqueza viene con la obligación de retribuir a la sociedad”.