AISLAMIENTO TOTAL

"Estamos preparados para hacer frente al coronavirus": repasá el mensaje de Alberto Fernández

El prsidente, decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, para frenar el avance de la pandemia en el país.
jueves, 19 de marzo de 2020 · 22:20

 Este jueves, el presidente Alberto Fernández, decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país. El primer mandatario nacional, firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en el marco de la emergencia sanitaria contra el coronavirus, para profundizar las medidas de prevención.

Luego de una reunión con gobernadores, contó los detalles de la norma, y pidió a los argentinos responsabilidad y cumplir con lo dispuesto por el Gobierno Nacional. De lo contrario, quienes violen esta reglamentación, serán sancionados penalmente, aseguró Fernández.

Además, pidió a los argetninos responsabilidad y colaboración para reducir el riesgo de contagios y evitar que el sistema sanitario argentinio colapse por la cantidad de infectados. Este jueves, el Ministerio de Salud de la Nación, confirmó 31 casos nuevos del COVID-19 y en todo el país, los contagiados, ascienden a 128.

A continuación, el mensaje cmpleto dle presidente:

 

El coronavirus ha avanzado con mucha velocidad en Asia, Europa después en Estados Unidos y luego en América Lantina. Y la salud es muy importante para nosotros. Hemos tomado el toro por las astas nos hemos abocado a dar respuestas rápidas aprovechando que hemos tenido tiempo para prevenir el avance del virus.

En estos días dictamos más de 30 medidas para la prevención del virus, desde la suspensión de clases hasta el cuidado de la economía para que el país siga avanzando. Dispusimos la obligación de estar en cuarentena para los que llegaban de los países de riesgo y para cualquier persona que haya tenido algún vínculo con personas que llegaban de esos países. Todos ellos tenían que hacer cuarentena de 14 días, ese el tiempo en el que el virus se manifiesta.  

Después de una larga reunión con los gobernadores, con quienes hemos expresado lo que hemos hecho y queremos seguir haciendo juntos. Les conté que hemos tomado la decisión en el Gobierno Nacional de dictar un decreto de necesidad y urgencia. Por ese decreto todos deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio.

A partir de ese momento nadie puede salir de su casa. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos. Esta medida la hemos dictado ahora, tratando de que los efectos sobre la economía sean lo menos dañinos posibles.

La semana que viene es corta porque lunes y martes es feriado y hemos decidió prolongar esta medida hasta las 24 horas del 31 de marzo.

Hemos adelantado el feriado del 2 de Abril donde recordamos y homenajeamos a loa caídos en Malvnas para el 31 de marzo y el 30 de marzo será feriado puente para que estos días nos quedemos en nuestras casas y evitar pasar el virus de persona a persona.

Obviamente, hay situaciones permitidas. Todos deberán estar en sus casas y podrán salir para hacer lo necesario para seguir viviendo su vida habitual. Los negocios y almacenes cercanos estarán abiertos, los supermercados, farmacias, pero entiéndase bien que a partir de las 0 horas, las fuerzas de seguridad controlara quien circula por la calle. Y el que no pueda explicar lo que está haciendo en la calle se verá sometido a las sanciones que el código penal prevé para quienes violan las normas que la autoridad sanitaria dispone para frenar una pandemia.

Vamos a ser inflexibles. Es una medida excepcional n un momento excepcional pero en el marco de lo que la democracia permite. Hemos llegado al gobierno sabiendo que vamos a tener que gobernar en los buenos y en los malos momentos. Espero que haya mejores momentos que este en los cuatro años que me quedan.

Le aseguro que me voy a poner al frente de esto para evitar que el ritmo del contagio se acelere y que el sistema sanitario no lo pueda atender. Hemos previsto un plan, por el cual, manteniendo distancia entre nosotros, teniendo los cuidados, guardándonos en la casa, vamos a evitar que el virus se propague y si lo hace, lo hará lentamente y el sistema sanitario argentino podrá atenderlo.

Hemos calculado todo. Necesitamos que cada uno haga su parte.

La norma también tiene excepciones.

Hay una serie de actividades que están libradas a este sistema de resguardo: Los que trabajamos en el Gobierno Provincial, Nacional y Municipal en la conducción política. Los que trabajan en la sanidad, fuerzas de seguridad y armadas.

El decreto también excluye a los que trabajan en la producción de alimentos, de fármacos y el petróleo, como refinerías de naftas y gasoil, etc. Hay una serie de excepciones a este régimen de aislamiento que el mismo decreto prevé.

Confió en la responsabilidad de los argentinos y que no habrá irresponsables paseando por la costa o que estén llevando el virus a argentinos que deben estar a salvo.

Les he pedido a los gobernadores la máxima severidad y vamos a ser severos con los que no respeten el aislamiento. El primer deber de un gobernante es cuidar la integridad física de la gente.

Hemos conformado un gabinete federal para atender la pandemia y resolver el problema económico. La economía se va a ralentizar y habrá menor recaudación y mayores problemas fiscales. 

También quiero llevar tranquilidad a los trabajadores informales, monotributistas y pronto vamos a anunciar medidas para ellos.

Estamos peleando con un enemigo invisible. Uno tiene dos peleas: contra la pandemia y la psicosis, esa sensación que es todo muy grave y nada se puede hacer.

Estamos preparados para hacer frente a esto que nos ha tocado, que es lo que le ha tocado a todo el mundo. Y hemos tenido la suerte de que a este continente la pandemia llegue más tarde y nos haya dado tiempo para prepararnos. Pero nada tiene sentido si los argentinos no hacen su parte.

Estamos trabajando codo a codo en Buenos Aires donde está el principal foco de contagio. Pidió el máximo compromiso. Quédense en su casa y nos preservamos todos y el contagio será menor y vamos a sufrir menos como sociedad.

“El coronavirus ha avanzado con mucha velocidad en Asia, Europa después en Estados Unidos y luego en América Lantina. Y la salud es muy importante para nosotros. Hemos tomado el toro por las astas nos hemos abocado a dar respuestas rápidas aprovechando que hemos tenido tiempo para prevenir el avance del virus”.

“En estos días dictamos más de 30 medidas para la prevención del virus, desde la suspensión de clases hasta el cuidado de la economía para que el país siga avanzando. Dispusimos la obligación de estar en cuarentena para los que llegaban de los países de riesgo y para cualquier persona que haya tenido algún vínculo con personas que llegaban de esos países. Todos ellos tenían que hacer cuarentena de 14 días, ese el tiempo en el que el virus se manifiesta”, dijo.  

Después de una larga reunión con los gobernadores, con quienes hemos expresado lo que hemos hecho y queremos seguir haciendo juntos. Les conté que hemos tomado la decisión en el Gobierno Nacional de dictar un decreto de necesidad y urgencia. Por ese decreto todos deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio.

A partir de ese momento nadie puede salir de su casa. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos. Esta medida la hemos dictado ahora, tratando de que los efectos sobre la economía sean lo menos dañinos posibles.

La semana que viene es corta porque lunes y martes es feriado y hemos decidió prolongar esta medida hasta las 24 horas del 31 de marzo.

Hemos adelantado el feriado del 2 de Abril donde recordamos y homenajeamos a loa caídos en Malvnas para el 31 de marzo y el 30 de marzo será feriado puente para que estos días nos quedemos en nuestras casas y evitar pasar el virus de persona a persona.

Obviamente, hay situaciones permitidas. Todos deberán estar en sus casas y podrán salir para hacer lo necesario para seguir viviendo su vida habitual. Los negocios y almacenes cercanos estarán abiertos, los supermercados, farmacias, pero entiéndase bien que a partir de las 0 horas, las fuerzas de seguridad controlara quien circula por la calle. Y el que no pueda explicar lo que está haciendo en la calle se verá sometido a las sanciones que el código penal prevé para quienes violan las normas que la autoridad sanitaria dispone para frenar una pandemia.

Vamos a ser inflexibles. Es una medida excepcional n un momento excepcional pero en el marco de lo que la democracia permite. Hemos llegado al gobierno sabiendo que vamos a tener que gobernar en los buenos y en los malos momentos. Espero que haya mejores momentos que este en los cuatro años que me quedan.

Le aseguro que me voy a poner al frente de esto para evitar que el ritmo del contagio se acelere y que el sistema sanitario no lo pueda atender. Hemos previsto un plan, por el cual, manteniendo distancia entre nosotros, teniendo los cuidados, guardándonos en la casa, vamos a evitar que el virus se propague y si lo hace, lo hará lentamente y el sistema sanitario argentino podrá atenderlo.

Hemos calculado todo. Necesitamos que cada uno haga su parte.

La norma también tiene excepciones.

Hay una serie de actividades que están libradas a este sistema de resguardo: Los que trabajamos en el Gobierno Provincial, Nacional y Municipal en la conducción política. Los que trabajan en la sanidad, fuerzas de seguridad y armadas.

El decreto también excluye a los que trabajan en la producción de alimentos, de fármacos y el petróleo, como refinerías de naftas y gasoil, etc. Hay una serie de excepciones a este régimen de aislamiento que el mismo decreto prevé.

Confió en la responsabilidad de los argentinos y que no habrá irresponsables paseando por la costa o que estén llevando el virus a argentinos que deben estar a salvo.

Les he pedido a los gobernadores la máxima severidad y vamos a ser severos con los que no respeten el aislamiento. El primer deber de un gobernante es cuidar la integridad física de la gente.

Hemos conformado un gabinete federal para atender la pandemia y resolver el problema económico. La economía se va a ralentizar y habrá menor recaudación y mayores problemas fiscales. 

También quiero llevar tranquilidad a los trabajadores informales, monotributistas y pronto vamos a anunciar medidas para ellos.

Estamos peleando con un enemigo invisible. Uno tiene dos peleas: contra la pandemia y la psicosis, esa sensación que es todo muy grave y nada se puede hacer.

Estamos preparados para hacer frente a esto que nos ha tocado, que es lo que le ha tocado a todo el mundo. Y hemos tenido la suerte de que a este continente la pandemia llegue más tarde y nos haya dado tiempo para prepararnos. Pero nada tiene sentido si los argentinos no hacen su parte.

Estamos trabajando codo a codo en Buenos Aires donde está el principal foco de contagio. Pidió el máximo compromiso. Quédense en su casa y nos preservamos todos y el contagio será menor y vamos a sufrir menos como sociedad.

Comentarios