Cercana a Posse

Diana Mondino pierde poder y no viaja a la cumbre del G7

La canciller no integrará la comitiva oficial que partirá rumbo a Europa. La secretaria general, Karina Milei de un área que manejaba la encargada de la diplomacia.
martes, 11 de junio de 2024 · 08:26

La canciller, Diana Mondino, no participará de la cumbre del G7 que se realizará del 13 al 15 de junio en Italia, en la que estará Javier Milei. Está previsto que mandatario viaje el 12 de junio a Italia, invitado por la primera ministra del país europeo, Giorgia Meloni.

Además, la ministra de Relaciones Exteriores perdió el manejo de la Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones y Comercio Internacional, que pasa del ámbito de la Cancillería a la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Karina Milei, hermana del presidente. Con esta medida, la canciller pierde poder, más cuando ya no cuenta con una persona fuerte y quien era cercana a Milei como el ex jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

El Gobierno justifican la medida al argumentar que “las modificaciones a la Ley de Ministerios resultan impostergables para la gestión de gobierno”.

Las resoluciones mencionan que “por razones de gestión resulta necesario suprimir la competencia asignada al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto respecto de la ex Fundación Exportar, actual Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones y Comercio internacional, constituida por el Decreto N° 2303/93, para su posterior inclusión entre los objetivos de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación”.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, justificó en conferencia de prensa el traspaso de un organismo del área de Mondino a la liderada por la hermana del mandatario: “El traspaso se hace porque creemos que va a ser más eficiente dependiendo directamente de Presidencia, o de la Secretaría General, entiendo que de allí dependerá todo lo que refiera a Marca País, vender la Argentina al mundo, empezar a armar una vidriera de lo que es el país, y de lo que puede dar al mundo, entendemos que eso tiene que depender de Presidencia, directamente, y no de Relaciones Exteriores”.