DIO SU VERSIÓN

Juan Carlos Gioja rompió el silencio y habló de la expropiación de La Superiora

Por primera vez desde que estalló la polémica, el ex intendente de Rawson decidió referirse al tema mediante sus redes sociales.
sábado, 8 de junio de 2024 · 10:06

Desde que salió a la luz esta compleja situación que rodea la expropiación de la ex bodega La Superiora, muchas personalidades vinculadas a esto dieron su versión. Sin embargo uno de los principales actuantes, Juan Carlos Gioja, no lo había hecho hasta el momento. Esto cambió durante la noche del 7 de junio, cuando él decidió usar sus redes sociales para asegurar que el pago correspondiente si se realizó en su totalidad.

La polémica estalló cuando se dio a conocer una gran complicación totalmente imprevista que le surgió a Carlos Munisaga y todo su equipo de trabajo. Se trata de que, por una actualización en la tasación del inmueble que cuenta con una sentencia de la Corte de Justicia, deberían hacerse cargo de un pago $371 millones.

Sobre esto Adriel Fernández, secretario de Modernización de Rawson, había explicado en Banda Ancha que todo el conflicto comenzó en 2012. En ese momento quien estaba al frente del municipio era Juan Carlos Gioja, por lo que se esperaba que diera su versión de los hechos, algo que terminó haciendo por Twitter.

'En relación a la expropiación de complejo la Superiora realizada en mi gestión, se pagó en su totalidad, lo dispuesto por Tribunal de tasaciones. La supuesta deuda, no es más que especulación de propietario original, cuyo vínculo con (Mauricio) Ibarra se hace evidente ante sus declaraciones', redactó.

Gioja había quedado en el punto de mira, ya que en el mencionado año el ex intendente efectuó el pago de $5,8 millones a la sociedad inversores de Cuyo, integrada por Matías y Cristian Pallito por este inmueble. Sin embargo, por pedido de estas dos personas, el Tribunal de Tasación reconsideró este valor y dio una cifra final de $6,8 millones. Por este motivo habría quedado debiendo $1 millón durante 12 años, lo que hizo que por distintos motivos esa cifra creciera hacia los tan sonados $371 millones.