OPINION

El macrismo que no se esconde

Lejos de la distancia que pretende Orrego como estrategia electoral, Conti se zambulle con total honestidad intelectual en el macrismo, porque por una vez tiene plena coincidencia. Igual que Roberto Basualdo. O el propio Rodolfo Colombo.
martes, 11 de diciembre de 2018 · 11:10

Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

Puede uno no coincidir con los diagnósticos de Enrique Conti, aunque siempre tendrá el derecho bien ganado de ser escuchado con atención. Los años de gestión pública desde Don Leopoldo en adelante le dieron una experiencia que pocos dirigenes pueden exhibir. Ya sea porque estuvieron y se fueron. O porque llegaron a la política mucho más recientemente.

Desde ese lugar de frontalidad, el bloquista disidente dejó muy clara su postura dentro del espacio Cambiemos en San Juan, que contrasta notablemente con la cautelosa estrategia de Marcelo Orrego, de tomar distancia del macrismo para zafar del malhumor electoral por las medidas impopulares. La inflación galopante. La caída del salario real. El derrumbe de la actividad económica. Todo conocido por el argentino promedio.

Ayer en Banda Ancha, Conti dijo que gane quien gane las elecciones presidenciales el año que viene, tendrá que seguir el mismo modelo macrista porque el país no da para más. Y le imputó al duranbarbismo fanático de Marcos Peña haberse distraído durante dos años y medio con "globitos" en vez de ajustar el gasto público y sincerar las variables de la economía. 

Justo como el bloquista le planteó a Don Alfredo Avelín, siendo ministro de Economía en el año 2000. El gobernador cruzadista rechazó enérgicamente el ajuste. Y el funcionario de la coalición presentó inmediatamente la renuncia. Detrás suyo salió en respaldo Polo Bravo. Pero todo eso ya es historia.

Conti se lleva bien con los números duros, aunque esos números tengan un costo altísimo. Por eso aplaude las medidas que está adoptando Macri finalmente. Y coincide en que se ve la luz al final del túnel, siempre y cuando no haya una claudicación populista, a su modo de ver.

Lejos de la distancia que pretende Orrego como estrategia electoral, Conti se zambulle con total honestidad intelectual en el macrismo, porque por una vez tiene plena coincidencia. Igual que Roberto Basualdo. O el propio Rodolfo Colombo, quien el pasado miércoles aquí también, en Banda Ancha, dijo que hay que esperar un poco al segundo semestre de 2019 para ver cómo llega el presidente en la consideración pública. En el fondo, todos imaginan un repunte.

Eso que Orrego tímidamente expresa cuando dice que todos queremos que al presidente le vaya bien, que al gobernador le vaya bien, y que a los intendentes les vaya bien. Hay otro macrismo dispuesto a jugar con mayor intensidad. Será interesante ver cómo compatibilizan.


JAQUE MATE


 

Comentarios