ENTREVISTA

Uñac a fondo en Banda Ancha

En una extensa entrevista en vivo, el gobernador cerró el año en Canal 13. Reveló las prioridades para 2019 incluido un rediseño para construir más viviendas. También dio pistas sobre su compañero de fórmula y la interna en Rawson.
jueves, 27 de diciembre de 2018 · 10:33

En una entrevista a fondo en Canal 13, el gobernador Sergio Uñac hizo el balance del año que termina y dejó algunas definiciones importantes sobre el panorama para 2019, atento a las elecciones provinciales convocadas para el primer semestre.

"San Juan ha mantenido el ritmo de la economía", dijo el gobernador consultado sobre el principal logro alcanzado en 2019, en un contexto nacional complejo, con caída de la actividad industrial y crecimiento de indicadores negativos como el desempleo y la pobreza.

A la pregunta sobre la materia pendiente de 2018, el gobernador respondió: "Yo quería que el Túnel de Agua Negra tuviera mucho más ritmo que el que tuvo". Sin embargo, destacó la cumbre de presidentes de Argentina y Chile, con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, en el marco del G20 en Buenos Aires.

También anticipó novedades para 2019 en materia de viviendas, con el objetivo de acelerar la construcción y las adjudicaciones, atento a la alta demanda y el elevado déficit habitacional. "Estamos estudiando un sistema de premoldeados que funciona bastante bien", anunció.

Con respecto a la relación suy con Nación, dijo que está en buenos términos, pero sin perder la identidad ni confundir las banderas políticas. Criticó severamente el  modelo de renta financiera del macrismo, versus la apuesta al modelo productivo local. Y dejó una apostilla: "Con Frigerio por Whatsapp nos decimos 'compañero'".

Por otro lado, habló de las perspectivas para el año nuevo. "El 2019 viene bien, pero a mí me preocupan los parámetros nacionales", señaló el gobernador. Destacó el pago de la cláusula gatillo para los salarios estatales, pero entendió que esto para el sector privado es imposible. Y de cada 10 empleos registrados en la provincia, solamente 3 son de la administración pública.

Ya en el terreno electoral, el gobernador se refirió a la principal fuerza de oposición, que optó por evitar denominarse Frente Cambiemos: "Si le están cambiando el nombre es porque hay algo que quieren esconder", sostuvo. Y ratificó su pertenencia al Partido Justicialista desde el año 1991, cuando se afilió.

Dejó también una importante definición sobre su compañero de fórmula: "Puede ser el actual vicegobernador y pueden ser algunos ministros también". Y sostuvo que en la segunda quincena de enero tomará la decisión.

Consultado sobre el panorama en los municipios, dijo que en algunos habrá lista de unidad y en otros competencia en PASO, hasta dos listas por departamento, con alguna excepción que podría elevar a tres las alternativas justicialistas. Y dijo que habrá "listas cortas", con candidatos a intendente y concejales que apoyen al binomio de gobernador y vice pero sin compartir boleta.

"En Rawson va a haber competencia: nos vamos a llevar un amplio porcentaje", señaló el gobernador. Ratificó que su preferencia está puesta en el diputado Pablo García Nieto, pero reconoció también la trayectoria del secretario de Obras del municipio, el giojista Rubén García.

Sobre su proyección nacional, Uñac contestó nuevamente que "no hay que descartar nada", aunque su energía está puesta estrictamente en lo provincial. finalmente, respondió sobre su reciente foto con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, uno de los nombres lanzados sobre el tablero de los presidenciables: "es por lo menos una persona para escuchar y tiene mucho para aportar", sostuvo.
 

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

-A modo de balance: ¿cuál considera que es la meta cumplida de 2018 y cuál la materia pendiente?

-La meta cumplida ha sido en un panorama nacional donde la economía se caía y se cae todos los días. Los datos de la industria es que ha bajado este mes pasado un 10%. Es muy fuerte. Estamos llegando a dos dígitos de baja de una de las actividades que más empleo toma en el país. Y como eso, una serie de situaciones. Baja de la actividad económica de manera general, baja por ejemplo en las ventas navideñas, un 9%. Ante esa situación general, San Juan ha mantenido el ritmo de la economía. Me parece que con dos o tres ejes que han sido importantes. Primero un Estado presente, que ha estado mirando cada una de las situaciones. Y después una verdadera confianza mutua, del sector público al sector privado y del sector privado hacia el sector público. Me parece que es un ida y vuelta, un camino que se ha ido retroalimentando. Y nosotros hemos ido entregando herramientas que han sido muy puntuales. Herramientas de crédito a tasa subsidiada promocionadas por el Gobierno pero a través del Banco San Juan. Certificados de crédito fiscal que ha sido histórico: 105 empresas. Nosotros habíamos puesto 1.000 millones de pesos a disposición y hemos recibido ofertas de gasto fiscal, o inversión fiscal porque para mí es una inversión, de 1.700 millones, cosa que vamos a acceder, y una inversión global, propuestas que han hecho las empresas, por 8.000 millones que vienen a la provincia de San Juan. Me parece que esto ha sido lo positivo. Un desempleo que ha llegado a su mínimo histórico del 2%. Ventas navideñas que en el país cayeron el 9% y acá subieron el 1,5%. Eso en el marco de una economía que viene cayéndose a pedazos en el día a día en el orden nacional. Este ha sido el elemento distintivo que ha tenido la provincia de San Juan. Y esto sí, el gobierno lo puede mostrar, pero ha sido un logro de todos. Los 700.000 sanjuaninos hemos creído que en esta provincia podíamos generar un elemento o un colchón para amortiguar una situación nacional tan delicada.
Y lo pendiente... muchas cosas...

- Siempre hay una que duele más o que pincha más en la almohada...

- Sí, a lo mejor lo que más me pueda doler es que yo quería que el túnel de Agua Negra tuviera mucho más ritmo que el que tuvo. Lo enderezamos al final. Generamos esta reunión en el marco del G20 con el presidente Macri, el presidente Piñera, con el presidente del BID, Luis Moreno. Y como que alineamos un poco las cosas y esto empieza a tomar nuevo ritmo. Yo calculo que en los primeros meses del año que viene deberá estar la precalificación entregada, para saber qué consorcios han pasado a la segunda etapa, y los pliegos para que quienes hayan pasado puedan saber de quién se trata y puedan en un tiempo más hacer la oferta económica. Pero hay muchas más también.
Hemos tenido un buen año en materia de entrega de viviendas también. Estamos totalizando más de 3.500 viviendas entregadas, 5.000 en construcción. Pero cuando uno ve el déficit habitacional que hay, obviamente me parece que vamos a tener que seguir apostando a esas 4.500 por año que yo quería entregar, que me está faltando un poco porque en definitiva este año han sido 500 menos. Pero quizás debamos encontrar algo que sume a esta construcción tradicional para que le demos mayor velocidad a la construcción. Porque hoy estamos en un límite. El IERIC ha entregado la mayor ocupación en el los últimos tiempos también en el sector de la construcción. Como que quizás no haya más capacidad para poder construir mayor cantidad de viviendas. Sí capacitando nueva gente o de alguna manera incorporando más velocidad al sistema del Estado, al sistema de provisión de materiales por parte de los privados. Habrá que darle una vuelta de tuerca a esto.

-¿Está anunciando que están estudiando un rediseño del sistema?

-Hay en estudio... El Lote Hogar está construyendo algunas viviendas, que vamos a ver con qué velocidad y con qué nivel de terminación se hace. Hemos visto una prueba piloto. Un sistema que es como de premoldeado que funciona bastante bien. Y está por inaugurarse en el corto plazo una nueva fábrica. Es un sistema como de inyección que lo va trabajando de una manera muy rara que técnicamente no lo puedo explicar.

-Pero no es el sistema de mampostería tradicional...

-No, no es el sistema tradicional que estamos acostumbrados los sanjuaninos, pero que tiene muy buena prestación. Es probable que en esos dos ejes, más la construcción tradicional, podamos avanzar en mayor núnero de viviendas.

-El tema de viviendas ahora a fin de año fue una locura: una locura bien...

-Bien, bien. El sorteo fue más que significativo. Me encuentro con gente que me dice "esperaba tanto tiempo y me tocó", nada más transparente que hacerlo por sorteo, ¿no? Puede haber algún error, en el sentido de alguna familia a la que le pueda tocar y por ahí llevaba menos años que otra que tenía más tiempo. Pero es el sistema más transparente, que en realidad al Estado le queda la tranquilidad de no haber metido los dedos y al adjudicatario le queda la tranquilidad que fue el fruto del azar. Tuvo más o menos suerte, pero nadie inclinó la balanza para un lado o para el otro.

-Las viviendas como el resto de la obra pública, ¿se las está bancando San Juan en soledad?

-En un gran porcentaje. En los últimos barrios que hemos venido entregando todos han sido con fondos provinciales. Ayer creo que se firmó un convenio 70/30, 70 la provincia y 30 la Nación, para un barrio que estamos construyendo, ya se empezó, que una parte es para Stotac, para el gremio de camioneros, y otra parte es para judiciales nacionales, y queda otro remanente que probablemente vaya a sorteo. Pero en general las viviendas son construidas con fondos de todos los sanjuaninos.

-Quedó picando una frase que le escuché cuando lo recibió al ministro Frigerio, para abrir los sobres del Tambolar: le dijo "compañero" y le ponderó y reivindicó haber sido el gestor para destrabar conflictos aún con ministerios que no son el suyo...

-Sí... Todos los gobernadores confluimos mucho hacia ese ministerio. Primero es el ministerio de lo político, ¿no? Las tareas están de alguna manera encaminadas a que Rogelio como ministro del Interior pueda establecer este sistema de enlace entre los gobernadores y los distintos ministerios. Pero además por Whatsapp nos decimos "compañero". Porque en realidad él no es peronista en sí, pero ha trabajado con un sector importante del peronismo durante la década del '90 y como que ha quedado eso instalado. Es una gran persona además de ser un muy buen ministro. Y con él hemos encaminado algunas cosas. Y otras que bueno, por ahí obviamente no hemos podido obtener el resultado que nos propusimos nosotros o él también.

-¿Cómo está la relación con la Nación? Recordábamos que -voy a citar diario Clarín- Uñac arrancaba el 2018 en la lista negra. Esto lo leímos todos...

-(Risas) En realidad yo creo que tenemos una relación bastante correcta, que es de diferenciación política pero de trabajo prudente y razonable desde lo institucional. Pero de diferenciación política. Yo creo que a este modelo económico le cuesta mucho encontrar un camino de consistencia, de que los argentinos vemos que este camino de verdad va a potenciar la generación de empleo o va a potenciar las exportaciones. En realidad este es un camino muy complejo porque en contra de lo que genera la renta productiva ellos apuestan a la renta financiera, que es una tasa de interés altísima, que hace casi inviable que cualquier empresario tenga interés por llevar adelante la instalación de una fábrica, de un comercio, de un proyecto agrícola, de un proyecto de cualquier tipo que tenga como eje la generación de empleo. ¿Porque qué negocio le va a dar una renta del 70% anual en pesos? Es como muy complejo. Pero mi relación es razonable, redondeando la pregunta. Yo no pido más de lo que nos corresponde. San Juan tiene muy buen diagramadas sus cuentas. Nosotros tenemos superávit fiscal, lo digo con mucha prudencia, pero lo digo porque ha sido un esfuerzo de todos los sanjuaninos. Y tenemos un presupuesto para el año 2019 que va cumpliendo con todos los parámetros que nos vamos proponiendo. Quizás con el inicio de dos o tres obras podamos mantener este índice de desempleo que es histórico para San Juan. En una situación -vuelvo a recalcar- que es absolutamente delicada, en donde la totalidad de las provincias argentinas tienden a aumentar su porcentaje de desempleo.

-¿Cómo viene el 2019 acá en la provincia?

-El 2019 viene bien en la provincia. A mí me preocupan los parámetros nacionales, porque una inflación del 48%... bueno, llega. Como Estado hacemos el esfuerzo y otorgamos cláusula gatillo. Pero la otorgamos para el sector público. Pero la totalidad de los trabajadores no pertenecen al sector público. De cada 10 empleos registrados que hay en la provincia, 7 corresponden al sector privado y 3 al sector público. Es un muy buen número porque quiere decir que hay un Estado pequeño que entrega condiciones al sector privado. Pero el sector privado no ha podido ni va a poder otorgar un 48% de aumento en sus salarios. Porque se funde. Porque no puede ni siquiera mantener los salarios al nivel que están. Por ende, de esas condiciones nosotros no nos vamos a poder excluir pero sí vamos a poderlas amortiguar, como lo hemos hecho este año de una manera que por ahí nos llama la atención a todos. Cuando todo es a la baja en el país algunas cosas suben en la provincia y suben de manera que nos sorprende. Y por eso la invitación a todos los sanjuaninos a que esta situación la podamos mantener y cuidar entre todos. Ya no es desafío de nadie de manera personal sino de todos de manera colectiva.

-Invitar a los sanjuaninos a cuidar esta situación implica también en un contexto electoral seguir por el mismo camino...

-Sí, yo lo digo con absoluta tranquilidad. No estamos escondiendo nada ni estamos pidiendo nada que no corresponda. Nosotros nos hemos quedado siendo oposición al gobierno nacional, diciéndole que no a un montón de cosas como lo hice con la reforma jubilatoria, cosa que volvería a hacer con absoluta tranquilidad, ayer le han vuelto a meter la mano al sistema de jubilaciones y pesiones...

-86.000 millones de pesos...

-Bueno, otra vez los jubilados pagando los platos rotos. Yo lo volvería a hacer y además se los he explicado a ellos que lo volvería a hacer. Pero me he quedado siendo oposición con la relación con el gobierno nacional. En realidad si hay alguien que establece un mecanismo de trabajo, sin tener que cambiarnos las camisetas: ni yo les pido a ellos que sean peronistas ni yo necesito cambiarme la camiseta y pasar del peronismo a Cambiemos o al PRO, lo que fuese. Yo sigo manteniendo la bandera. Esta provincia es peronista. Su gobierno que conduce los destinos de la provincia es peronista. Pero yo tengo una relación fluida para decirles que sí, que no, y además este gobierno tiene espalda política para poder establecer un punto de equilibrio diciendo que sí a lo que corresponde, por ejemplo, votando un presupuesto que por ahí hasta alguna crítica interna yo he escuchado, pero yo les decía que la única herramienta que el Estado necesita para poderse conducir es el presupuesto: yo no voy a ser quien le niegue esta posibilidad. Ahora, si los sanjuaninos me preguntan si ese presupuesto es el correcto, yo les digo que no. Tiende a ser correcto un presupuesto que tiene el 70% para gasto, como tiene el de la provincia de San Juan, y el 30% para inversión pública. Tiende a ser un presupuesto que genera oportunidades y condiciones para que la economía se desarrolle en el sector privado. El Estado aporta ahí donde se genera el círculo virtuoso de los nuevos puestos de trabajo y los nuevos desafíos. En el otro presupuesto lo único que creció fueron los pagos de los servicios de la deuda. No es ni siquiera el pago de la deuda en sí...

-Intereses...

-Totalmente. Entonces no es el presupuesto correcto pero yo no quiero que le vaya mal entonces les entregamos el presupuesto como corresponde y que ellos se hagan cargo de implementarlo. Esa relación solo la tiene, no digo quien habla, pero sí el grupo de gente que yo tengo el honor de liderar o de conducir. Por eso el ministro Gattoni, el resto de los ministros tienen un cara a cara con los ministros nacionales. 
Primero una relación de respeto y después una relación de fuerzas también. Nosotros no vamos y entregamos nada. Nosotros vamos, reclamamos lo que nos corresponde, defendemos los intereses de San Juan, somos oposición pero tenemos la relación con el gobierno, y me parece que eso es una situación que los sanjuaninos deberemos cuidar. No hace falta inventar nada raro. Ante una situción tan delicada lo que tenemos que hacer es, este modelo que ha dado muestras que humildemente está funcionando, lo tenemos que cuidar entre todos. Y eso es lo que le voy a solicitar desde ahora, quizás lo empiece haciendo acá con vos, pero durante toda la campaña hasta el 31 de marzo y de ahí hasta el 2 de junio a todos los sanjuaninos.
 
-No inventar nada raro...

-Totalmente.

-¿Cambiarle el nombre a Cambiemos es inventar algo raro?

-Bueno... Es por lo menos una negación de la realidad. Porque hasta hace algunos días... Yo desde 1991 que me afilié, sigo siendo peronista hasta la fecha. Y he tenido cosas que me han gustado y cosas que no pero he sostenido la bandera. Por ahí el viento era muy fuerte y la bandera me tiraba para atrás, pero la sostenía como corresponde (risas). Cambiarle es quizás una negación, una cosa un poco compleja. Pero deberán explicarlo ellos y deberá explicarlo el gobierno nacional que ha permitido que esto sea así. Porque en realidad hay quizás como un consentimiento mutuo a que esto sea una realidad y que eso pase en la provincia de San Juan. Pero si están cambiando el nombre es porque hay algo que quieren esconder. De todas maneras ese frente es Cambiemos en la provincia de San Juan.

-¿Quién va a ser su compañero de fórmula?

-(Silencio) Bueno... yo me tenía que ir al Valle... (risas)... Hay un grupo que es pequeño. No pueden ser 300 los que puedan ser compañeros de fórmula. Pero hay un reducido grupo de gente que por ahí tiene chances. No lo tengo absolutamente resuelto. Pero puede ser el propio actual vicegobernador y pueden ser algunos ministros también. Yo diría que durante la segunda quincena de enero vamos a estar presentando al compañero de fórmula. Pero tiene que ser alguien que entienda qué hacemos, que entienda cuál es el desafío de gobernar que es cambiar la realidad de manera constante, que entienda por ahí que las obligaciones pueden ir mutando y que va a tener mayores responsabilidades. En definitiva el segundo periodo también implica mayores desafíos y por ahí nuevas perspectivas de lo que el vicegobernador tenga que hacer. Pero en este marco yo quiero destacar y rescatar lo que viene haciendo, porque la verdad que con Marcelo Lima tenemos una excelente relación, tenemos la oportunidad de demostrarle a los sanjuaninos que se puede trabajar en tándem. Como se ha hecho anteriormente. Porque desde José Luis Gioja en su primer, segundo, tercer periodo, entre los cuales en uno yo fui vicegobernador, siempre el vicegobernador ha estado muy a disposición. Y bueno, a las pruebas me remito en lo que pasó obviamente en aquel periodo que yo fui vicegobernador. Esta lógica no hay que perderla. Porque San Juan tiene historia hasta aún reciente de que los vices han tenido por lo menos desinteligencias con el gobernador y en eso han pagado los platos rotos los sanjuaninos. Creo que el peronismo ha mostrado mucha coherencia y mucha madurez en este sentido. Espero tener la suficiente visión para encontrar un vicegobernador que siga cumpliendo con estas expectativas. Como lo está haciendo Marcelo Lima o como lo hice yo cuando fui vice, Marcelo anteriormente, Rubén anteriormente, etcétera.
 
-¿Cómo está el armado en los municipios en términos de proximidad o distancia de acuerdos? Hay departamentos más complicados... 

-Sí, obvio. Hay distintas realidades. Pero estamos bastante bien. No vamos a hacer un festival de listas, porque me parece que no sirve. Tiene que haber algún tipo de coherencia de trabajo previo, de confluencia ideológica y de proyecto político también. Es mucho más pequeño, pero en un municipio también debe haber un proyecto político que en este caso también estará entrelazado o tendrá coexistencia con el proyecto político provincial. Pero estamos muy bien. En algunos municipios es probable que podamos conformar una lista única y en otros es muy probable que debamos competir.

-¿Hasta dos listas?

-Sí. Eventualmente, a lo mejor en algún lugar tres, pero son casos excepcionales. Yo diría que lo más normal va a ser la posibilidad de conformar una lista de unidad, en la mayoría de los municipios, eventualmente dos listas, y casi excepcionalmente tres. Pero a lo mejor si podemos evitar, sería mejor. 
 
-¿El gobernador va a tener su favorito en esas internas departamentales?

-No. Vamos a ser bien equilibrados. Obviamente que la sociedad va a poder sacar distintas conclusiones. Pero nosotros vamos a dar igualdad de oportunidades y herramientas que sean equilibradas, que no traten de volcar hacia un lado o hacia el otro. Porque en definitiva no sirve. Porque además quien salga segundo tiene que sumarse inmediatamente a quien haya sido ganador el 31 de marzo. Y para eso no hay que generar grietas que sean insalvables. En eso el peronismo ha tenido cierta gimnasia. Lo hemos logrado con esfuerzo en varias oportunidades. No creo que esta vaya a ser la excepción.

-¿En Rawson qué pálpito tiene? ¿Va a haber unidad?

-En Rawson va a haber competencia.

-¿Y eso es bueno?

-Sí. Nos vamos a llevar un alto porcentaje. Porque esa competencia que se va a dar entre Pablo García Nieto que es el diputado departamental, presidente del bloque, persona de mi confianza, junto con Rubén García, que también le reconozco su trayectoria al frente de la Secretaría de Obras y Servicios municipal, me parece que va a ser una competencia interesante. Va a ser el el gran duelo. Es casi ponerlo en términos muy complicados. Pero la gran competencia y eso va a traccionar muchísimo y nos va a permitir hacer una gran elección en el departamento. Quien salga segundo deberá sumarse a quien haya sido ganador. Nosotros vamos a asegurar condiciones de equilibrio. En ese departamento, como en el caso de Caucete, que también va a haber competencia, como en el caso de Rivadavia, que va a haber competencia, por nombrar algunos departamentos.

-¿Y va a haber listas cortas?

-Sí.

-Que van a llegar directamente a la general en caso de superar el piso mínimo en la primaria...

-Claro, sacando el 1,5% del padrón pasan directamente a la general. Van a haber listas cortas que van a tener mucha afinidad conmigo. Es probable que ellos también promocionen, porque en realidad no me llevan en la boleta, pero promocionen, que me puedan colocar como gobernador y que ellos sean los elegidos por la ciudadanía de ese departamento como candidato a intendente y concejales, porque la lista es hasta ahí nada más.

-Pasada la instancia de la elección provincial es posible que usted entre en el juego del tablero nacional: ¿Cuán cerca o cuán lejos está eso?

-Yo creo que no sé si está en mi horizonte inmediato. Creo en principio que no. Pero no hay que descartar nada. En realidad sería quizás muy inocente de mi parte descartar cualquier escenario que se pueda presentar. En realidad un buen resultado siempre potencia a la provincia. En el 2017 cuano sacamos ese porcentaje y la diferencia que sacamos con Cambiemos, que fue de las más altas del país, y se vuelve a repetir en la próxima elección el mismo escenario porque es el Frente Todos contra Cambiemos, más allá del cambio de nombre, si el resultado es abultado, siempre posiciona. Y a lo mejor no para que uno pueda estar en los primeros lugares. Pero sí para ubicar gente. Para que a San Juan lo tengan como una provincia en donde a las actuales autoridades las acompañan. Y eso al momento de sentarte y negociar siempre pesa. Pesó desde 1810 hasta la fecha. No entiendo por qué no vaya a pesar en 2019. Cada vez como los resultados son más ajustados en términos generales en las provincias, cuando una provincia muestra decididamente un acompañamiento rotundo de sus ciudadanos, de su comunidad, evidentemente que eso impacta en el orden nacional. Mi escenario es la provincia, pero obviamente no descarto nada porque en definitiva sería quizás muy inocente de mi parte no reconocer que un buen resultado te posiciona: hay que ver hasta dónde y para qué. Pero que te posiciona, te posiciona.

-¿Tiene una preferencia por Lavagna?

-Yo tengo una muy buena relación con Marco y con Roberto. Con padre e hijo. Yo entiendo que Roberto ha tenido un gran paso por la historia reciente de la Argentina. Ha sido una persona que visibilizó que él podía en definitiva, junto con Néstor Kirchner en su momento, reactivar la economía, poner un país en condiciones. Y de los últimos 100 años, han sido los 3 años de Roberto Lavagna como ministro de Economía y Néstor Kirchner como presidente, que el país tuvo superávit fiscal. Ni antes ni después. Entonces bueno, definitivamente por lo menos es una persona para escuchar. Y creo también que en una época de transición del peronismo es una persona que tiene mucho para aportar. ¿Desde qué lugar? Lo tendrá que definir él. Yo no voy a promocionar ninguna cosa que él no quiera decir. Si yo digo "él puede ser presidente" y él dice "no está dentro de mis expectativas", al final no estamos generando nada, más que confundir al electorado. Pero si él quiere, es probable que pueda ser un elemento convocante dentro del peronismo. Quizás como transición. Él me ha dicho: "Mirá Sergio, yo tengo más de 70 años" -creo que me dijo 76- "así que estoy como hecho". Hecho entre comillas. Hecho en el sentido de que no tiene nada más para pedir pero sí para aportar. Una persona interesante que tiene para aportar a un proceso de transición a un país que tiene muy delicados sus números y que en lo inmediato, 2019, 2020, 2021, si no hay un cambio de modelo económico esto la verdad es que se complica en el día a día.


 

 

 



Comentarios

Otras Noticias