OPINION

Cuando trabajar no es suficiente

El crudo diagnóstico del Ministro de Desarrollo Humano, Armando Sánchez, enciende el alerta. Los escudos desplegados por la provincia, la red de contención, no alcanza para detener el impacto de la crisis. Lagarde prometió dificultades hasta marzo.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 11:00

Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

Hay indicadores de la crisis tan evidentes que ni siquiera el efecto burbuja generado en San Juan, donde la cadena de pagos está auxiliada por el Estado, se sostiene la cláusula gatillo a diferencia del resto de los distritos del país, y se proyecta un crecimiento de la obra pública en contraste con el ajuste presupuestado por Nación para 2019. Es lo que el ministro de Desarrollo Humano, Armando Sánchez, definió como "el termómetro", ayer aquí en Banda Ancha.

El funcionario es uno de los dirigentes más próximos al gobernador Sergio Uñac. Fue parte del equipo de su padre, de Joaquín "Coco" Uñac en Pocito allá en los años '90. Y hoy es tenido en cuenta a la hora de las mediciones de intención de voto, por las dudas sea necesario hacerlo jugar. Hay otros precandidatos en condiciones. Y lo electoral no es el tema en esta oportunidad.

En un crudo diagnóstico de la situación social que atraviesa el país y que amortigua parcialmente la provincia, el ministro dejó tres indicadores clarísimos:

1- Hay familias que tienen ingresos en blanco, salario registrado, pero aún así no les alcanza para comer y terminan pidiendo alimentos en Desarrollo Humano. Están excluidos de cualquier tipo de asistencia social precisamente porque tienen recursos. Pero el Estado no puede mirar para el costado. Y ayuda después de verificar que efectivamente, después de pagar las boletas de servicios el sueldo queda diezmado. Tener trabajo en blanco y con un haber bajo convenio, no alcanza. Es inédito.

2- En esta misma lógica, este año aparecieron por primera vez personas que nunca jamás habían requerido asistencia de parte del Estado. Al cargar sus datos en el sistema, no contaban con ningún antecedente. Pero la situación económica los arrinconó en la necesidad de pedir. Pedir alimentos, básicamente.

3- Por primera vez en mucho tiempo hubo un verdadero desborde en las solicitudes de lugares en las colonias de verano. No alcanzaron los 17.500 espacios disponibles, para la demanda. Desde Desarrollo Humano también lo atribuyen a la gran cantidad de familias que posiblemente años atrás podían viajar, aunque más no fuera a algún departamento turístico de San Juan, pero ahora tendrán que quedarse en casa, por imposibilidad económica.

La lista de indicadores podría extenderse, pero con los tres alcanza para tener una acabada imagen de la situación. Y sacar una conclusión sin temor a cometer una equivocación. La crisis está golpeando aún por encima de los escudos de la provincia. Más allá del equilibrio fiscal y de la red de contención social que está desplegando Desarrollo Humano. Hay cierta inquietud por diciembre, es verdad. Pero también por enero, por febrero, por marzo. Si hasta Christine Lagarde vino al país a pedir más paciencia y a prometer que después del primer trimestre de 2019 pasará lo más difícil.

Difícil. Difícil creer en las promesas, cuando trabajar no es suficiente.


JAQUE MATE


 

Comentarios