OPINION

Todos los caminos conducen a Mendoza

Las curiosas respuestas del ministro Dietrich sobre aeropuerto, camino a Chile y rutas para llegar a centros de consumo.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 10:30

Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

Primero lo primero. Con respecto a la Ruta 40 entre calles 5 y 8, es excelente que se terminen las obras. Valga la obviedad, en un país donde hay larga tradición de abandonos. Claro que hubiera sido mejor que ocurriera en el tiempo pautado originalmente. Y que Nación cumpliera con los fondos prometidos, sin el auxilio de la provincia para evitar que la empresa Panedile dejara colgados los trabajos por falta de pago, también. 

No resultan menores estos detalles, pero lo que importa verdaderamente es que la autovía se hiciera. Es un pedacito minúsculo de una ruta que pide a gritos igual tratamiento en toda su extensión.

Hecho el reconocimiento, vaya una curiosidad que dejó la visita del ministro de Transporte de Nación, Guillermo Dietrich, ayer a la provincia. Estuvo en el Aeropuerto Domingo Faustino Sarmiento, que está en plena demolición para ampliarse hasta triplicar su superficie cubierta. Allí habló sobre esa muletilla macrista de "la revolución de los aviones". 

Defendió la apertura a las aerolíneas low cost y las chances de que San Juan sea parte de ese plan de expansión, que hasta ahora vio pasar de largo. En definitiva a nuestra provincia solo tocó perder vuelos.

En ese contexto Dietrich cometió un pecado cuyano posiblemente por falta de experiencia regional. O por esa cualidad porteña de mirar el país desde Buenos Aires. Mandó a los sanjuaninos a viajar por Mendoza, porque el maravilloso aeropuerto de los vecinos del sur es el que más ha crecido en el interior del país. Y como queda tan cerca, también se podría convertir en puerta de entrada a San Juan. 

A su lado, el gobernador Sergio Uñac congeló su expresión facial. Puso cara de póquer, como se dice habitualmente. La reacción que haya tenido el diputado nacional Eduardo Cáceres, referente máximo del PRO en San Juan, directamente quedó fuera de cuadro.

No terminaron ahí las sugerencias incómodas del ministro macrista. Momentos más tarde, cuando ya pisaba el flamante asfalto de la Ruta 40 en Pocito, en rueda de prensa fue consultado por el Túnel de Agua Negra. Después de valorar el proyecto, nos mandó a los sanjuaninos a viajar a Chile por el paso mendocino del Cristo Redentor. Es para aprovechar todas las inversiones que allá sí se están haciendo. Otra vez el dedo en la llaga, hasta dejar ardiendo la herida.

Y como no hay dos sin tres, terminó ponderando la variante rutera de Palmira, porque las cargas que salen de San Juan tendrán más alternativas para llegar a los grandes centros de consumo. Todo, lógicamente, Mendoza de por medio.

Como aquel refrán clásico de que "todos los caminos conducen a Roma", el ministro Dietrich pareció dejar un nuevo GPS para los sanjuaninos. Un montón de alternativas que siempre, de una u otra manera, pasan por la cabecera de región coronada por el gobierno nacional. Esa que queda pasando el control de San Carlos y que por cercanía e historia compartida, celos y comparaciones, sigue sonando como un atrevimiento difícil de disculpar.

La visión de Dietrich lleva implícita la imagen de la hermana grande y poderosa de la región. Y la hermana chiquita y debilucha, a la sombra. Crecer y desarrollar a San Juan para que cada vez haya más posibilidades en este suelo, no es compatible con esa idea, en absoluto. A lo mejor alguien se lo pueda explicar al ministro allá en Buenos Aires. Ojalá.

JAQUE MATE

Comentarios

Otras Noticias