OPINION

El señor K

Sea cual fuere su lugar en el eventual próximo gobierno, en pocas palabras define cuál es el modelo económico que diseña el albertismo para la Argentina.
jueves, 26 de septiembre de 2019 · 11:36

En el currículum de Matías Kulfas figura la publicación de varios libros. Entre ellos uno que tiene un sugestivo título: "Los tres kirchnerismos", publicado en el año 2016. Que no confunda la inicial. Más allá de la K, este economista del Grupo Callao llega con el sello del albertismo, ese movimiento interno que empieza a tomar visibilidad hacia afuera y que propone algunos matices con respecto a la década de Néstor y Cristina.

Kulfas pasó ayer por San Juan y Canal 13 lo transmitió en vivo en Banda Ancha, por el calibre de la visita. Es uno de los potenciales ministros del potencial presidente Alberto Fernández. Un economista neo-estructuralista, ex funcionario del área Pymes en el último tiempo de Néstor, y luego director del Banco Nación y gerente del Banco Central, hasta 2013. En 2014 partió hacia el sector privado, como consultor, hasta ahora que vuelve al plano público.

Este señor K merece ser escuchado, porque traduce en buena medida no sus propias ideas sino el pensamiento del albertismo como movimiento que afina detalles ante la cuasi-certeza de tener que gobernar desde el 10 de diciembre. En su paso por San Juan dejó varias definiciones que conviene apartar. Nosotros lo sintetizamos en los siguientes 10 puntos.

1- Sobre la inflación, dijo que "las herramientas monetarias han sido insuficientes". Por lo tanto, no sirve este juego de tasas estrafalarias que promovió el macrismo.

2- Apuntan a "concertar los precios", a través de una mesa para lograr una desinflación paulatina y gradual. Resulta interesante la propuesta, que no es nueva y ha quedado en intentos hasta ahora.

3- De los formadores de precios esperan que acepten una rentabilidad dentro de los márgenes de la razonabilidad. Aquí uno puede anticipar alguna fricción.

4- Habló también de una "política fiscal consistente". Es decir, disciplina para manejar el gasto y evitar los rojos.

5- Destacó la importancia de "recomponer el ingreso paulatinamente". Nótese la diferencia de esta propuesta prudente frente al "salariazo" de otros tiempos.

6- Para lograr las metas inflacionarias, no tienen plazo. Simplemente, "lo antes posible".

7- Kulfas sobrevoló también el tema de la pesada herencia M. Dijo que todavía no está claro el escenario que quedará el 10 de diciembre.

8- Prometió además énfasis en economías regionales, con algunas medidas reactivantes, resolviendo asimetrías para lograr que esas economías aporten al desarrollo.

9- Trajo a la mesa el Túnel de Agua Negra, entendiendo que la salida al Pacífico es una herramienta de competitividad.

10- Sobre el dólar, reveló que la meta es duplicar las exportaciones en un plazo de 4 ó 5 años, para superar el problema estructural de escasez de moneda estadounidense. Rechazó tomar deuda y el control de cambios como soluciones de fondo.

En apenas unos minutos de conferencia de prensa, Kulfas dejó ese decálogo que puede servir para anticiparse al país que viene, dependiendo del resultado del 27 de octubre. Es cierto que frente a las promesas y enunciados, frente a las intenciones, faltan los detalles. 

Los sanjuaninos tendremos que guardar estas declaraciones para verificarlas llegado el momento. El eventual nuevo gobierno contará con el crédito social de todo aquel que logra el respaldo popular en las urnas. Sin embargo, ese apoyo es prestado y luego hay que validarlo con la gestión. Al señor K lo seguiremos viendo y escuchando, con la expectativa de volver a crecer. Y vivir mejor.


JAQUE MATE