OPINIÓN

No es infalible, pero es la mejor

Hay otros planes de gobierno para los cinco meses que le quedan a este 2021 con récord de contagios y muertes, pero lo sanitario seguirá siendo la columna vertebral.
jueves, 29 de julio de 2021 · 10:26

Vacunar, vacunar y vacunar. Hay otros planes de gobierno para los cinco meses que le quedan a este 2021 con récord de contagios y muertes, pero lo sanitario seguirá siendo la columna vertebral. Porque no se puede pensar en recuperar el tiempo perdido en las escuelas, si no se logra domar la pandemia. No se puede imaginar una reactivación plena de la economía, tampoco. Agosto será un mes clave en este sentido, según lo anunciado.

En agosto comenzará la vacunación de niños, niñas y adolescentes, de entre 12 y 17 años, con comorbilidad. Este jueves se abrirá la inscripción online, con unas 15.000 vacunas Moderna, gentileza del gobierno de Estados Unidos. De la velocidad con que se ejecute esta etapa en el plan de inmunización dependerá la normalización de las clases. Es decir, que todos y todas puedan regresar al aula como alguna vez sucedió, antes de que empezara la pesadilla del Covid 19.

A nivel nacional, agosto será el mes de las segundas dosis. Lo anunció la ministra Carla Vizzotti al finalizar la cumbre del Consejo Federal de Salud el pasado martes. Con AstraZeneca y Sinopharm no hay drama. Las dosis existen en abundancia. El problema sigue siendo el componente 2 de Sputnik V. Hay 100.000 sanjuaninos y sanjuaninas a la espera, con legítima preocupación.

Está claro que la inmunidad alcanzada con la primera dosis de la vacuna rusa es muy buena porque supera el 75% de acuerdo a la información oficial. Pero también es cierto que siempre, desde el momento inicial, se planteó que el esquema contenía dos aplicaciones, para quedar mucho mejor protegido contra la peste. Vizzotti renovó el compromiso de completar lo que quedó trunco. Pero hay una gama de alternativas, ante la incierta provisión desde Moscú.

Según la agencia Télam, hay tres vías en consideración. La primera será insistir ante la Federación Rusa para que cumpla con los millones de dosis adeudadas. La segunda será apurar al laboratorio argentino Richmond, que tiene todos los papeles en regla para fabricar el segundo componente, aunque con limitaciones de escala, lógicamente. La última alternativa será la más difícil de presentar. Consiste en combinar la Sputnik V con otra vacuna que tenga un principio activo similar. Por supuesto que esto requerirá todo un procedimiento de validación científica y sanitaria.

Pero será difícil de digerir, porque a las dudas naturales que presentó la vacunación se sumará una adicional. Cuando voluntariamente la población puso el brazo para recibir la Sputnik V lo hizo con una enorme cuota de esperanza y de confianza. Cambiarle las reglas a mitad de camino por un imponderable, merecerá mínimamente un reproche. Es y será la peor opción. Por supuesto que en Gobierno lo saben.

Por otro lado, con el regreso del TC al autódromo del Villicum se abre una nueva etapa, experimental. Por primera vez en San Juan habrá venta de entradas divididas según esté o no esté vacunado el espectador. Irán a sectores separados. De esta experiencia seguramente saldrá el modelo para futuros eventos no solo deportivos sino también artísticos, restaurantes, bares, cines y cualquier otro espacio de acceso público. El factor de ocupación podrá incrementarse con personas inmunizadas. Será un empujón muy esperado por ese sector de la economía. Impactará directamente en el consumo.

Las clases también estarán atadas a la vacunación. El lunes el ciclo lectivo se retomará mejor de lo que terminó en julio. Con asistencia obligatoria, servirá para nivelar los desequilibrios. Con la modalidad voluntaria, fue a la escuela alrededor del 50 por ciento de los alumnos y alumnas. La otra mitad se quedó en casa y aprendió lo que pudo por Whatsapp. La diferencia fue abismal. 

El programa de acompañamiento PRASIR fue pensado para alcanzar los contenidos afectados por la pandemia. Pero el contacto con el docente también se vio muy filtrado por la virtualidad. Bienvenido sea el contacto cara a cara. Pero solo será posible con inmunidad. Los y las docentes ya recibieron las dos dosis. Ahora se sumarán los niños, niñas y adolescentes con factor de riesgo.

Vizzotti llegó este miércoles para tomar contacto con la realidad sanjuanina, que no es la bonaerense ni la de Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hay un escenario muy propio, diferente. A pocos kilómetros del microcentro hay comunidades con lazos primarios muy fuertes. Días atrás una alta autoridad de Caucete confesó que se tuvieron que acostumbrar a convivir con la idea de la muerte, por las pérdidas humanas que está dejando la pandemia. Se conocen entre todos. Cada fallecimiento implica un duelo comunitario interminable.

La vacunación está impactando favorablemente en la descompresión de las terapias intensivas. Los cuadros infecciosos resultan menos graves, según dijo el presidente del Colegio Médico, Mario Penizzotto, en Banda Ancha. De acuerdo a su registro, solo el 1 por ciento de los vacunados termina en una cama crítica. El 99 por ciento restante, se complicó precisamente porque rechazó su dosis de inmunidad.

Entonces es entendible y justificado tener dudas. El mundo entero todavía guarda reservas. Por eso se trabó tanto la negociación con el laboratorio Pfizer, que pedía una carta blanca y libre de responsabilidades por efectos no deseados. Sin embargo, hay un enemigo poderoso en frente, que es invisible y que todavía no se dio por vencido. La humanidad encontró una sola manera efectiva para resistir. Es la que se inyecta en el brazo. Es la mejor. No es infalible, pero sigue siendo la mejor.


JAQUE MATE
 

Otras Noticias