JAQUE MATE

¿Cómo se levantará el peronismo?

La derrota de Sergio Massa fue el corolario de un año memorable para el PJ sanjuanino. El rol de Uñac, el de Gioja y los interrogantes hacia adelante.
miércoles, 22 de noviembre de 2023 · 10:30

'Tenemos que reconvertirnos', dijo Franco Aranda este martes en Banda Ancha. A 48 horas del ballotage perdido, pudo hablar telefónicamente con Sergio Massa. Pero no con Sergio Uñac ni con José Luis Gioja. Todo un síntoma del estado crítico en que cayó el peronismo sanjuanino. El movimiento se levantará y seguirá dando pelea después del golpe de nocaut. De eso no cabe duda. Sin embargo, no está claro todavía el cómo.

El domingo 19 de noviembre quedará marcado en la historia argentina. El batacazo de Javier Milei fue aleccionador para el peronismo que gobernó el país los últimos cuatro años y, justificaciones al margen, defraudó a su base electoral. Decir que el pueblo se equivoca es una simplificación inaceptable. El revés lleva implícito un mensaje. Decodificarlo es obligatorio para todo el arco político.

En San Juan el fenómeno sucedió de manera agravada. Mientras La Libertad Avanza alcanzó los 55 puntos en toda la nación, en esta provincia superó el 60 por ciento de acuerdo al escrutinio provisorio. Entender que todo fue producto de la ola violeta y nada más, sería miope. Algo sucedió aquí, donde Milei se elevó muy por encima de otros distritos.

Massa le dijo a Aranda, el lunes por la noche, que dio todo lo que tenía que dar e hizo todo lo que tenía que hacer. Y no alcanzó. Fin de la historia. Al menos por ahora. Quedará por delante el análisis sobre el desempeño de la gestión. Habrá que tomar nota pormenorizadamente. 'Tenemos que reconvertirnos', insistió el líder del Frente Renovador en San Juan.

No habló exclusivamente del massismo sino del movimiento justicialista, que incluye a sus compañeros peronistas de amplio espectro e incluso a los bloquistas. Aranda rechazó iniciar una cacería de brujas para echar culpas, aunque de hecho está sucediendo por lo bajo. Basta con mirar algunos perfiles en redes sociales para advertir los primeros cruces a cielo abierto.

Pese a su mano de seda, Aranda no se privó de señalar otra vez la interna peronista como una de las causales de la seguidilla de derrotas en 2023. 'Las peleas que hemos tenido no nos han servido', dijo el referente de Massa en obvia alusión a la confrontación uñaquista-giojista. 'Hay que cortar ya con las peleas familiares', reclamó. Más claro, imposible.

De todas maneras, que lo diga Aranda no tendrá más efecto que la expresión pública de cualquier dirigente. Las tensiones no van a ceder por la simple petición suya y de un grupo más o menos destacado que no logró suturar las heridas de largo arrastre.

Aún así, este martes hubo una revelación interesante. La nómina de futuras autoridades del Tribunal de Cuentas, para cubrir los cargos permanentes, reflejó un entendimiento entre Uñac y Gioja

Para la presidencia del órgano de control fue propuesto el ultrauñaquista Pablo García Nieto, hasta ahora Defensor del Pueblo y diputado electo por Rawson. Para la vicepresidencia, el ultragiojista Elio Frack, concejal rawsino y apoderado de la subagrupación San Juan Vuelve. Y para la vocalía permanente, el pocitano Juan Flores, secretario general de la Gobernación durante los ocho años de gestión uñaquista.

Esta lista irá a la Legislatura, donde la aprobación debería ser un trámite porque el PJ y sus aliados tienen holgada mayoría. La tendrán también después del 10 de diciembre, pero ya no manejarán el Poder Ejecutivo, que es quien tiene la potestad de postular a los funcionarios en estos cargos de la Constitución Provincial. El momento es ahora y Uñac evidentemente tuvo un gesto de conciliación con Gioja. Pudo ir por todo, pero no lo hizo.

¿Cómo quedó Uñac en el cierre de este 2023? Un breve repaso servirá para el análisis. Impedido de ir por otro mandato consecutivo por un fallo de la Corte Suprema, impulsó a su hermano Rubén y les tocó quedar en tercer lugar. Ganó Marcelo Orrego y Gioja quedó segundo. Así se despidió el PJ del gobierno provincial luego de 20 años en el poder. 

De todos modos, Uñac logró recomponerse. Ganó dos bancas para el Senado pese al pronóstico desfavorable. Junto a Celeste Giménez iniciarán sendos periodos de 6 años en la Cámara Alta. La victoria obtenida el 22 de octubre fue por un margen mínimo de 1000 votos sobre el libertario Bruno Olivera. Atrás quedó la época del peronismo arrasador.

Uñac sigue diciendo en la intimidad que tiene previsto dejar la conducción partidaria a las nuevas generaciones. A los intendentes, que tendrán la enorme responsabilidad de gestionar con un gobernador y un presidente de otro color político. Hay varios nombres en danza para ascender en marzo de 2024 cuando llegue el momento de la renovación en el PJ. Uno de ellos es el pocitano Fabián Aballay. Pero todavía tiene que pasar mucha agua debajo del puente.

El chimbero Fabián Gramajo también irá por la cuota que le pertenece, muy a pesar de algunos compañeros que miran con desconfianza su apetencia. Aranda, que todavía no habló con Uñac ni con Gioja pero sí con Massa, pidió darle un 'espacio importante a la juventud'. Reconoció que a Milei lo impulsaron los jóvenes y que el peronismo sanjuanino tal vez no tuvo la capacidad de escucharlos.

Es muy pronto. El golpe es muy reciente. El PJ sabe de batallas ganadas y de batallas perdidas. La pregunta hoy es: ¿cómo se levantará el peronismo? ¿Con quiénes? ¿Y en cuánto tiempo?


JAQUE MATE