Rompió el silencio

Mamá de Lucía Rubiño: Un recuerdo que duele, la muerte de su hija en primera persona

Esta mañana en Banda Ancha habló Belén Montilla, quien decidió contar por primera vez a los medios los momentos posteriores de la muerte de Lucía Rubiño, asesinada por un auto que hacía picadas ilegales.
jueves, 22 de febrero de 2024 · 13:44

Belén Montilla, la mamá de Lucía Rubiño estuvo en exclusiva y en vivo en Banda Ancha por Canal 13, donde mantuvo una entrevista con Daniel Tejada y Romina Gonzáles. Su hija es uno de los casos que más trascendencia ha tomado en los últimos tiempos. Con tan solo 16 años Lucía falleció tras ser atropellada mientras se encontraba en la vereda, producto de una picada ilegal entre dos vehículos.

Belén, muy emotivamente agradeció la bienvenida al Canal. Ante las cámara, muy afligida pero valiente Belén comenzó su relato dando los detalles de cómo sucedió todo. Conto las primeras sensaciones después de ese trágico accidente que arrebató a su hija.

Belén Montilla, madre de Lucía, relató con profunda emoción el impacto devastador de la pérdida de su hija en un trágico accidente. Para ella, el mundo se detuvo ese día, y todo perdió sentido. En medio de la pena, se cuestionó el ‘porqué’ y ‘para qué’ de tan dolorosa experiencia.: "Todos nos detuvimos ese día. Vos estas en pausa y ves pasar la gente por la ventana, los autos y decís 'esperen, paren ‘y el mundo no se crea. El mundo continua" señaló.

"Los porque siguen estando, los para que son los que buscamos día a día".

Por otra parte, Belén  expresó que encontró mucho consuelo con su familia: "Un para qué fue que me abrace un hermana, que me abrace mi hijo. Que pueda ver el amor en todas personas que no podía ver, que pueda valorar cada hechos". "Lucía me está dejando muchos para qué" apuntó inmediatamente después.

Entendió que una de las razones era buscar justicia y contar quién era Lucía, aprendizaje que se convirtió en un propósito. Para Belén, su hija se transformó en más que una víctima de un trágico accidente; Lucía era una lección de vida.

"Entendí uno de los 'para que' fue cuál es el hecho que va a marcar esto que pasó. Al pasar de los días tomó sentido. Esto es un para que, para pedir Justicia, contar lo que era Lucía justamente porque hubo un aprendizaje".

Montilla contó cómo era su hija para afrontar las situaciones difíciles, ya que era muy alegre, independiente y positiva: "Cuando pasó lo de valentina (hija), Lucía tuvo que aprender a cuidarse sola. Lucía jugaba  a la mamá con su hermana, ella hacía de mamá.” relató.

Agregó que después de que su hija Valentina falleciera a causa de su enfermedad, Lucía fue su gran sostén e incluso, pese a su muerte, ella fue quien siguió impactando positivamente en sus vidas: "Aprendimos a abrazarnos, a decir 'te amo' el hecho de aprender a tener una sonrisa. Esa era nuestra vida, lo cotidiano" relatando que diariamente su hija le demostraba mucho afecto.  Su madre dijo que ella le enseñó a vivir un antes y un después de su hija con discapacidad: "Después de Valentina, empezamos a ser conscientes de cada segundo que nos daba felicidad" contó Montilla.

Belén compartió detalles del día del accidente, recordando momentos felices con su hija y cómo recibió la noticia: "Ese día el sábado, habíamos ido a un cumpleaños y se juntó en casa de una amiga. Era habitual para nosotros y un grupo de padres que quedaron en otra casa". Siempre se quedaba a dormir, pero quedamos que ese día no porque era el día de la madre y nos quedamos a festejar" señaló.

Su hija Lucía le dijo una semana antes: "Tenemos que festejar 'señora', ¿Cómo festejamos? Quiero estar con ustedes" aclarando que ella había planeado el día domingo: "Se había encargado de a donde íbamos a ir y todo" retomó la mamá.

Montilla contó que ese día sábado iban a un cumpleaños, en la tarde acompañaba a su hija quien se midió ropa para salir: "Estaba hermosamente vestida, se llevó un carrete y me pidió que le cosiera el ruedo de un pantalón. Yo soy bastante torpe se me enganchó la zapatilla y nos reímos un rato de eso" contó nostálgica.

Prosiguió narrando los hechos y agregó: “Pasada las 23 la llevamos a su amiga y dijo: "Mañana festejamos señora, está muy 'facherita' me dijo. "Ese día del cumpleaños, Lucía le mando a su mamá un mensaje diciendo 'te amo, gracias por ser mi mamá' a lo que respondió su mama 'te amo, gracias por ser mi hija’ “. Belén en ese instante nunca imaginó que sería la última vez que su hija estaría bien. 

Luego, sucedió lo peor: Hasta la 1 del otro día que recibió el llamado, su madre pensó que el accidente era por sus piernas: "Me llamó su amiga, diciéndome que habían atropellado a Lucía. El segundo fue de Claudia poniéndola al teléfono. Ella sabía de mi preocupación extrema por el pánico con los médicos por mi hija Valentina"

"Me dijo 'ma vení tranquila, estoy bien', y después vino todo lo que sucedió" expresó triste su mamá. 

Prosiguió en ese sentido y dijo que: "Lo que sí puedo decir, en base a lo que escuchaba de la jueza Julia Camus, es que cuando corren una picada normal miden el poder del auto, miden quien llega primero y cosas que hacen a la competencia. Pero cuando haces estas picadas gatillos, ya sabes de antemano que tenés la intencionalidad de dañar al menos al otro que viene de frente, porque si los dos no llegan a correr el auto chocan y pueden dañar su vida” resaltó Belén.

Montilla criticó el actuar demorado de la policía y explicó que: "Por más que me digas que a la una y media hubo una denuncia a esa hora y están jugando el mismo tipo de picadas, obviamente siguieron haciéndolo". Por otra parte, agradeció a todas las personas que mostraron pruebas con sus cámaras y fueron declarar, aportando pruebas del incidente.

También la mamá aseguró que: “En la picada gatillo median su poder, la hombría, la 'valentía' de no correrte para no chocar. Y en eso uno de ellos no podía arrugar, pero no chocaron ellos" sentenció. "Acá hay dos responsables, hay uno que arrugó y corrió el auto" señaló Montilla.

Sobre la investigación, agradeció a la jueza Julia Camus y expresó su confianza en la Justicia. También destacó que, como ciudadana, ve las fallas del sistema judicial y espera que esta tragedia sirva como ejemplo y que las denuncias sean tomadas en cuenta: "Yo primero agradezco a la jueza Camus que actuó en el momento. Hay que ser muy valiente en el contexto de la causa con el hijo de un juez federal, de haber mandado a la institución que mandaron al menor del minuto cero" sentenció.

"Confió en la Justicia, confió en que todo el mundo está haciendo los que tiene que hacer para que llegue a un buen puerto. Buen puerto sería que no suceda otra vez, que sirva como ejemplo, que ante una denuncia se actué" expresó.

Además, desde su punto de vista y en base a cómo avanza la causa contra los culpables, Montilla declaró que la escena del crimen fue saboteada a su parecer

"Se limpiaron, para mi hubo tiempo de limpiar los vehículos para limpiar drogas o alcohol si es que había" expresó.

Belén por otro lado,  indicó que tiene una gran desconfianza del sistema judicial como ciudadana: "Nos muestran a diario las fallas de las leyes, para donde se inclina la balanza siempre, y que alguien me diga lo contrario" señaló.

Para cerrar la entrevista, la mamá de Lucía explicó lo que para ella es el ‘para qué’ más grande de esta lección que descubrió muy tristemente: "Para nadie más esté en estos zapatos", y también para aferrarse a su otro gran motivo y contención: sus familiares y amigos.

"Las manos te sostienen. Eso es fuente de inspiración para mí".

"Yo quisiera transmitir, que de hecho lo dejé claro en una de las marchas, esto: Nos pasamos la vida tratando de ganar una carrera para llegar a la felicidad. Y la tenemos al lado quizás, en una caricia, un gesto, en hacer tangible el amor" expresó muy emotiva Montilla.

Finalizó diciendo que: "Estamos rodeados de 'para qué'. Hay propósitos de vida, y hay que buscarlos. El proyecto de mi hija fue el ponerme de pie acá, y mi proyecto de vida es luchar. Nací para luchar, por diferentes motivos y en diferentes etapas de mi vida. Por la discapacidad de mi hija, cuando partió mi hija y ahora otra vez" contó entre lágrimas Belén.

"Libro batallas diariamente. Pero esta es la que voy a librar hasta que me vaya con ellas"

Finalizado el programa, la mamá de Lucía resaltó la búsqueda de Justicia para que los culpables no queden impunes: "Voy a pedir siempre que más allá de todo no ensucien la causa por poder". “Hay dos porqué gigante. Primero esto es Justicia por Lucia". Lo otro, “para que blanquee y se saquen las caretas para empezar a creer un poquito en la Justicia en todo sentido, porque yo no creo" sentenció.

Mandó agradecimientos y gratitud con quienes la acompañan en estos duros momentos: "Doy infinitas gracias a la gente que está conmigo, gracias al papá de Lucía, Simón. Y agradezco a la gente que pudo llegar a replicar este mensaje, que es mucha" cerró Montilla.