JAQUE MATE

Las andinistas de Cristian marcan territorio

La intendenta Analía Becerra y la diputada departamental Marta Gramajo cumplen una función estratégica para sostener la marca del ex candidato a vicegobernador. Para llegar al 2027 hay que empezar por la interna ahora mismo.
miércoles, 22 de mayo de 2024 · 11:00

Sin aspaviento, la intendenta de San Martín, Analía Becerra, dejó caer una frase que estuvo guardada durante meses: 'Cristian recibe mucho cariño de la gente, le dicen que él tendría que haber sido el candidato a gobernador'. Fue la primera vez que alguien se atrevió a decirlo frente a las cámaras de televisión, sin falsos pudores.

Contexto para entender. Cristian Andino fue el compañero de fórmula elegido por Sergio Uñac. Cuando la Corte Suprema volteó la candidatura del gobernador, el intendente pudo ascender y convertirse en el heredero. Pero no. Sergio optó por su hermano Rubén y perdieron todos. Incluso quedaron por debajo de la otra dupla justicialista, integrada por José Luis Gioja y Fabián Gramajo.

Todo esto sucedió entre mayo y julio del año pasado. Un año más tarde, Becerra se sacó la espina. Dijo que el candidato a gobernador debió ser Cristian, no Rubén. Ya no tiene nada que perder.

Becerra se sacó la espina. Dijo que el candidato a gobernador debió ser Cristian, no Rubén. Ya no tiene nada que perder.

La intendenta es parte de la escuadra andinista. Tiene un rol muy específico en esta nueva etapa. No solo le toca gestionar el municipio en un momento difícil, sino también sostener el sello del partido político que fundó su líder: CRECER. Es una fuerza departamental aliada de Unión por la Patria.

Andino abandonó formalmente el partido para afiliarse al PJ. Fue una de las condiciones para poder integrar en algún momento la fórmula de gobernador y vice. Becerra se quedó en CRECER y conserva el vínculo intacto con su conductor. No escala montañas, pero es andinista.

Tan andinista como la otra referente inequívoca de Cristian, la diputada departamental Marta Gramajo. A diferencia de Becerra, Gramajo sí se afilió al PJ. Y esa medida también fue calculada.

Gramajo debería quedarse con la presidencia de la Junta Departamental del PJ, hasta hoy en manos de la peronista Paula Caballero. Esta joven dirigente representó un dolor de cabeza para Cristian durante la malograda Ley de Lemas en 2023. El cacique sanmartiniano aprendió que, para diseñar su futuro político, primero tendrá que ordenar la casa.

Becerra en el municipio, Gramajo en la Legislatura y en la Junta Departamental del PJ. Las andinistas empezaron a marcar territorio para mantener viva la marca de Cristian, alejado de la función pública desde el 10 de diciembre pero no borrado del mapa político.

El ex intendente y ex compañero de fórmula de los hermanos Uñac se mantuvo muy activo desde el verano a esta parte. Nunca dejó de recorrer la provincia y fue recibido con honores por cada intendente en cada fiesta departamental. ¿A título de que? De candidato potencial a futuro.

El primer paso de Andino será disipar las disidencias en su patria chica. Por eso Gramajo irá por la Junta Departamental del PJ. Eso sucederá antes de fin de año, cuando se liquide la interna peronista. El paso siguiente será ensayar una candidatura a diputado nacional en 2025.

El primer paso de Andino será disipar las disidencias en su patria chica. Por eso Marta Gramajo irá por la Junta Departamental del PJ.

A Cristian nunca le quitó el sueño ser legislador, pero figurar en la campaña del año próximo le serviría para mantenerse en la consideración pública. Todos los peronistas fuera del poder tienen la misma aspiración de no diluirse. Es un requisito fundamental para llegar con vida al 2027.

El mayor activo de Cristian es la alta imagen positiva que pudo construir. Sin embargo, como todo activo intangible, puede ser muy volátil. Necesitará mucha política para subsistir. Las andinistas ya pusieron manos a la obra.


JAQUE MATE