San Juan

Escándalo y denuncia en una escuela por los “shortcitos” de las mamis

Una empleada administrativa de la escuela Santiago Del Estero dijo que sufrió amenazas de muerte, insultos, agresiones y la desplazaron de su cargo. El motivo fue por pedirles a mamás que trabajan en el colegio que se vistan de forma “más decorosa”.
miércoles, 12 de diciembre de 2018 · 22:47

Este miércoles, Patricia Penino ex empleada administrativa de la escuela Santiago del Estero, relató un conflicto con mamás que trabajan en el colegio que terminó con su traslado.

“He tenido un problema serio con dos mamás que trabajan en el colegio, una es de la presidencia de la comisión de padres y la otra tiene un kiosco ilegal dentro del predio. Las cuales me insultaron y amenazaron de muerte”, contó la mujer.

“Todo empezó el 21 de noviembre, un día que hacía mucho calor, cuando llegaron de forma indebida e indecorosamente vestidas que no corresponde. Personas grandes usando micro mini short apretado, musculosas, mostrando su cuerpo y varios padres se venían quejando. Yo les hable y les pedí que al día siguiente se presentaran de forma más decorosa y esto llevó a discusiones, malos entendidos y agresiones verbales y amenazas de muerte” relató la administrativa.

“Ellas siguen amenazándome, yo hice la denuncia por miedo porque fue un atropello conmigo muy violento. Después a ellas las cito la policía y estas personas se pusieron más violentas y hablaron con la directora refiriéndose a mí con agravios e insultos. Decían que si no sacaba la denuncia iban a cumplir con lo que venían prometiendo”, contó.

Penino, señaló que “el ministerio de Educación la solución más fácil para mi problema fue desplazarme de mi lugar de trabajo en cambio de poner más seguridad en el establecimiento”. Y agregó “este miércoles tengo entendido que los padres han hecho una presentación formal pidiendo la custodia al colegio y que estas dos mujeres se retiren”.

Según la mujer, la directora del establecimiento “labra un informe injurioso y malicioso diciendo que ella sí estuvo presente y que la agresión fue porque yo había agredido a una menor de edad. El ministerio decidió mandarme a la zona de archivo en el segundo subsuelo del Centro Cívico”.

“Yo sufro diabetes y alergia hace 6 años y dije que no acataría la orden porque estoy muy en desacuerdo con la decisión que se ha tomado”, cerró la mujer.

La causa llegó a manos del Quinto Juzgado Correccional que ahora investiga a la presunta agresora de Pennino por Lesiones leves.

Comentarios

Otras Noticias