SAN JUAN

Estuvo al borde de la muerte y ahora dará vida gracias a un trasplante

El caso de Valeria y su bebé en gestación es extraordinario pero no imposible. Luego de que le trasplantaran un riñón con el cual vive, dará a luz una hermosa nena para la cual ya tiene pensado hasta el nombre
miércoles, 12 de diciembre de 2018 · 20:13

Valeria Astudillo se trasplantó hace siete años y está casada hace seis años y le da gracias a Dios porque pudo concebir su embarazo hace unos 6 meses, según le contó a Canal 13. Tuvo un largo peregrinar con estudios y preparación médica para poder quedarse embarazada y no “correr ningún riesgo”, según comentó.

Su caso es poco común porque las trasplantadas tienen menos chances de ser mama, explica que es “por la medicación, su estado de salud, según como siga y los cuidados que tenga”, situación que está siempre monitoreada por su médico de cabecera y el equipo de trasplante. Es más, en el mundo, hay solo unos 6 mil casos de mujeres que pudieron concebir un embarazo exitoso habiendo sido trasplantada.

Hace tiempo que venía hablando con su médico para que en su embarazo esté todo programado porque “lo importante es que una persona trasplantada siempre que se quede embarazada esté todo programado”, aseguró a Canal 13.

Ya sabe que es una nena lo que espera y se llamará Guadalupe Maitén, luego de su operación de trasplante tuvo que esperar 3 años para su “desintoxicación”, según contó entusiasmada.

Su caso fue terrible porque perdió sus funciones renales de un día para otro y quedó en terapia intensiva y eso es lo que provocó que la tuvieran que trasplantar porque estaba en riesgo su vida.

Pero hasta que eso ocurrió pasó seis años dializando con todo el deterioro que eso significa para una persona. El conectarse a una máquina día por medio para poder sobrevivir y los momentos posteriores a esa conexión cuando los pacientes llegan a sus casas en un estado de descompensación del cual le lleva varias horas salir.

Entró en al menos tres operativos de trasplante hasta que un día quedó segunda el lista de espera y recibió un riñón que le cambió la vida y amplió sus perspectivas de futuro, a tal punto que hoy dará vida a su pequeña que espera con tanto amor y dedicación junto a su pareja.

La Fecha de parto está programada para el 22 de Febrero contó que no está nerviosa pero si contenta y ansiosa por lo que se viene que será traer la alegría a la familia que supo construir a pesar de la adversidad

Comentarios