San Juan

Semana del Agua: Pese a la sequía, garantizan el abastecimiento por los diques

El gobernador Sergio Uñac, cerró con el anuncio de una nueva sede para Hidráulica, la Semana del Agua en San Juan. Destacó la importancia de los diques para la generación de energía, producción y turismo.
martes, 15 de octubre de 2019 · 19:27

En la mañana de este martes tuvo lugar el acto de cierre de la Semana del Agua y posterior bendición y ceremonia de ofrenda floral de las aguas de la Provincia de San Juan, en el marco del 77º aniversario del Departamento de Hidráulica.

Como es tradicional desde hace muchos años, el acto se desarrolló en el dique José Ignacio de la Roza ubicado en el departamento Rivadavia. Estuvo presidido por el gobernador Sergio Uñac, acompañado por los ministros de Infraestructura y Servicios Públicos, Julio Ortiz Andino; y de Producción, Andrés Díaz Cano; el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Raúl Tello; el intendente de Rivadavia, Fabián Martín; el director de Hidráulica, Maximiliano Delgado; y además de autoridades y personal del departamento mencionado.

Esta conmemoración surgió desde la propia repartición en el año 1959 con el fin de estrechar lazos de camaradería entre el personal del Departamento Hidráulica (dependiente de la Secretaría del Agua del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos), los regantes y las diferentes instituciones de la provincia.

En este marco se realizaron conferencias y presentaciones que iniciaron con palabras a cargo del director de Hidráulica, Maximiliano Delgado, e incluyeron la tradicional conferencia acerca del “Pronóstico escurrimiento de caudales - Río San Juan y Río Jáchal”.

Para finalizar el encuentro, hoy martes 15 de octubre, se llevó adelante la clásica bendición de aguas y presentación de ofrenda floral en el dique Ignacio de la Roza.

Esta ofrenda de flores representa el agradecimiento a la naturaleza por el agua que permite que se desarrolle la agricultura, la ganadería y que a la vez permite la vida humana.

Para referirse a la ocasión, se escuchó la palabra de Delgado: “Este es el tercer año que San Juan atraviesa una importante sequía que afecta también a Mendoza y Chile. Pero hoy, a diferencia de los años '60, por una decisión política contamos con tres diques para reserva de agua, generación de energía y de turismo. Agradezco a mi equipo de trabajo, a los regantes, con los que trabajamos para hacer un aprovechamiento integral del agua en este clima desértico de San Juan, la séptima región más árida del mundo. Es por ello que pudimos sostener este sistema agro productivo a través del riego por canales”.

A continuación, el intendente Martín agregó que “detrás de este sistema de riego productivo hay un intenso trabajo. Es por ello que festejo que el cuidado del agua sea política de Estado. El agua es vida, producción y fuente de trabajo”.

En el mismo acto, se entregó a las autoridades de la repartición un anteproyecto del Ejecutivo provincial para la construcción del nuevo edificio del Departamento de Hidráulica y plaquetas de distinción para empleados de la repartición y un regante.

Finalmente hizo uso de la palabra el gobernador Uñac: “Desde acá damos batalla al clima para, de alguna manera, generar esa necesaria transformación de las condiciones climáticas para, a través de ellas, crear más y mejores empleos para todos los sanjuaninos. La construcción de la red de canales permite sostener la producción y propender al trabajo genuino. A los diques construidos sumamos El Tambolar, que generará la posibilidad de seguir ampliando la frontera productiva o las hectáreas de riego que necesitamos los sanjuaninos para seguir produciendo”.

Durante su discurso, el gobernador hizo referencia al esfuerzo económico para la construcción del nuevo edificio del departamento, cuyo llamado a licitación se realizaría en el segundo semestre del año entrante, y convocó "a seguir trabajando para toda la sociedad sanjuanina, con una mirada puesta en el presente y proyectada hacia el futuro a través del diálogo para trazar caminos”, culminó el primer mandatario provincial.


Sin agua no hay vida

El acceso al agua potable y el saneamiento es imprescindible para la vida y un derecho humano reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, el agua es de vital importancia para el desarrollo sostenible, desde la salud y la nutrición hasta la igualdad de género y la economía.

Durante los próximos años, los problemas relacionados con los recursos hídricos serán de suma urgencia a nivel mundial. Entre algunos factores encontramos el aumento de las demandas de una población cada vez más numerosa y una intensa evolución de la economía mundial, combinado con los efectos del cambio climático, hechos que exacerbarán la dificultad del acceso al líquido vital y a su saneamiento para usos domésticos.

En este marco, muchos expertos sostienen que un suministro impredecible de agua podría reducir el avance socioeconómico en el futuro.

Por estas razones la Asamblea General proclamó el período 2018-2028 Decenio Internacional para la Acción «Agua para el Desarrollo Sostenible», que comenzó el 22 de marzo de 2018 con la celebración del Día Mundial del Agua y terminará en esa misma fecha en el 2028.

Cada gota cuenta en el mundo

El decenio tiene por objetivo hacer mayor hincapié en el desarrollo sostenible y la ordenación integrada de los recursos hídricos (política a la que adhirió San Juan) para lograr objetivos sociales, económicos y ambientales, además de impulsar y ejecutar programas y proyectos conexos, así como también fomentar la cooperación y las alianzas en todos los niveles para lograr objetivos y metas sobre el uso del agua convenidos internacionalmente, incluidos los enunciados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El agua es un símbolo de vida y cobra un valor superior cuando es parte de un clima desértico, como el de San Juan.

De esta manera, cuidar el agua en nuestra provincia es una tarea cultural, que deberán continuar generaciones venideras.

Citando a Domingo Faustino Sarmiento se puede señalar que “el agua cumple para nuestra provincia la misma función que cumple la sangre para el cuerpo humano: suministrar de más causa perjuicio pero suministrar de menos también ocasiona daños”.

A partir de este concepto cada uno de los gobernadores vio al agua y a su distribución como un elemento valiosísimo al que había que cuidar y administrar adecuadamente.

En este sentido, el profesor Eloy Camus sostuvo que “gobernar es regar, de manera que desde la función pública es esencial cuidar el agua pero fundamentalmente trabajar para crear conciencia del cuidado que requiere”.