SAN JUAN

Confirmado: una mujer lucha por su vida tras contraer botulismo

Desde Salud Pública informaron que se dio por el consumo de una conserva. La persona afectada tiene 44 años y está internada en Terapia Intensiva. Esta grave enfermedad no se registraba hace unos cuatro años en San Juan.
jueves, 17 de octubre de 2019 · 15:08

Desde Medicina Sanitaria, dependiente del Ministerio de Salud Pública, confirmaron que una mujer contrajo botulismo tras consumir una conserva. La persona que lucha por su vida tiene 44 años y está internada en Terapia Intensiva de un sanatorio privado. Esta grave enfermada no se registraba hace unos cuatro años en San Juan.

Según trascendió, ningún familiar de la mujer presenta síntomas similares hasta el momento. Por el caso, Salud Pública visitó el domicilio de la afectada y se llevó dos frascos de conservas para analizarlos. Desde el Ministerio sostuvieron que ya le colocaron la medicación indicada en estos casos y solo queda esperar.

La última víctima por esta enfermedad en San Juan es Irma Balmaceda, quien tras una intensa lucha en Mendoza no puedo resistir y falleció. Los alimentos que más posibilidades de alojar la bacteria de esta enfermedad son las verduras. En este sentido, familiares dieron a conocer que la mujer internada comió una conserva con ajo y pimiento.

Qué es el botulismo

El botulismo es una enfermedad causada por la bacteria Clostridium botulinum, ésta puede entrar en el organismo debido a heridas o por ingerirla a través de alimentos. Además, esta afección es poco frecuente, pero puede llegar a ser mortal si no se trata rápidamente.

El Clostridium botulinum produce esporas que se encuentran en los alimentos mal conservados o mal enlatados. Además generan una toxina, que al ingerirla puede causar una intoxicación grave. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas no son provocados por la bacteria, sino por la toxina que ella produce.

Los expertos señalan que la enfermedad incluyen fatiga intensa, debilidad, vértigo, visión borrosa, sequedad en la boca, dificultad para hablar, problemas al tragar, vómitos, diarrea, estreñimiento e inflamación abdominal.

Además, puede dar lugar a debilidad en el cuello y en los brazos y, posteriormente dañar los músculos respiratorios y los de la parte inferior del cuerpo. Por último, esta enfermedad no presenta fiebre o pérdida de conciencia.