BANDA ANCHA

¿Perro destructivo? Aquí los tips para combatir la neurosis por encierro

Roberto Bastianelli, conductista canino, visitó como todos los jueves Banda Ancha y habló sobre el estrés del encierro en las mascotas.
jueves, 24 de octubre de 2019 · 12:11

Típico. Te vas a trabajar temprano. Sabes que vas a pasar gran parte del día fuera de casa y tomás el recaudo de dejar agua y alimento para tu mascota. Le das una caricia, cerras las puertas y te vas. Al volver, ves muebles rasgados, pozos en el fondo, mangueras mordidas, plantas rotas y un caos total en tu casa. Furioso, buscas al responsable y él, como si nada, solo te mueve la cola. Eso se llama "neurosis" y se debe al encierro.

"La neurosis se da en las mascotas cuando no están las necesidades satisfechas. No hablo solo de comida y agua, hablo de cariño, de paseo, de interacción con otros animales. Cuando estas necesidades no están cubiertas, se produce un desequilibrio psicológico en el animal", señala Roberto Bastianelli en su columna de cada jueves en Banda Ancha. 

El especialista entiende que, al igual que un ser humano, el animal necesita mucha atención para no caer en este estado. "Imaginemos que agarramos a una persona y la encerramos. No le damos televisión, ni celular, ni charlas ¿Qué hace? Se acuesta a dormir. Eso el primer día, el segundo ya no tiene sueño, el tercero ya se encuentra irritable. Lo mismo le sucede al animal", señala.

Bastianelli explica que el desequilibrio psicológico se manifiesta en daños. "No solo basta con atenderlo, también hay que hablarles, enseñarles, higienizarlos, eso es parte de la terapia para evitar que el perro caiga en este estado", explica, y agrega: "Esto hace que el perro se ponga agresivo, incluso con los mismos integrantes de la casa, algo que puede tornarse peligroso si se lo deja avanzar".

Para el conductista canino la solución no es más que terapéutica. "Un animal que está en estado neurótico se puede recuperar, todos puede recuperarse, algunos pueden llevar más tiempo porque su estado es más avanzado, pero si le satisfacemos esta necesidades continuamente vamos a ver que se tranquiliza y cambia su actitud", define Bastianelli.

Conclusión, antes de enojarse, gritar y golpear al animal, es bueno pensar que le hace falta y actuar. Cuidar a una mascota es cuidar el hogar, es una inversión que evitará más de un dolor de cabeza.