Uniones vecinales piden auxilio para pagar la luz

Se trata de las instituciones que distribuyen agua potable, reunidas en la Federación de Uniones Vecinales Distribuidoras de Agua Potable de la provincia. Realizaron gestiones ante diferentes organismos buscando una solución
domingo, 06 de octubre de 2019 · 11:24

Diferentes sectores de los departamentos del gran San Juan han planteado en los últimos días la imposibilidad de pagar los montos de la facturación de Energía Eléctrica, incluso se repitieron en Calingasta, Jáchal, Iglesia y Valle Fértil lo que llamaron el apagón solidario que consistía en una convocatoria a los vecinos a bajar la llave térmica durante una hora como manera de protestar.

Esto fue acompañado por presentaciones realizadas en la defensoría del pueblo y provocó que el EPRE salga a tomar nota de los reclamos, sin dar ningún tipo de respuestas hasta el momento más que una estadística en algún medio de comunicación dando a entender que la mayoría de los sanjuaninos paga menos de $5mil de facturación de energía eléctrica, como si eso fuera poco dinero.

La Federación de Uniones Vecinales distribuidoras de agua potable aseguró en Compacto 13 que “esta última facturación es insostenible” por los altos costos en el consumo de energía eléctrica que se están dando en los últimos meses.

Sergio Zavala es el presidente de la institución y aseguró  que el 70% de los gastos que tienen las uniones vecinales que distribuyen agua es consumo de energía, a eso se le suma personal, insumos, mantenimiento, expansión de red y “no somos subsidiados, nosotros tenemos que costear todo eso con los ingresos de pago de agua potable” por parte de los vecinos.

A eso hay que agregarle también cierto” índice de morosidad que no es detonante pero también influye”.

Un ejemplo que expuso es que en octubre de 2015 la Unión Vecinal Chimbas norte pagaba una boleta de $14 mil y en octubre de 2019 paga $300 mil, el incremento fue sideral.

Lo que solicitaron a Energía San Juan es poder diferir el pago del 50% de la facturación en 6 meses hasta encontrar una salida al apriete económico en el que se encuentran estas instituciones. Por otro lado presentaron ante la Cámara de Diputados en junio de este año un proyecto para recibir subsidios y la norma no prosperó.

Por último el Presidente de la Federación de Uniones Vecinales distribuidoras de Agua Potable, destacó que no pueden trasladar el incremento de la luz a las boletas de los usuarios de agua porque son conscientes de que cumplen una función social y no son una empresa privada, sino un servicio.