TREMENDO MOMENTO

El sanjuanino que tocó en una de las cárceles más peligrosas del país

Se trata de Alejandro Vergara, un joven que visitó el Servicio Penitenciario de Batán, de Buenos Aires. Contó a Canal 13 esta tremenda experiencia.
sábado, 07 de diciembre de 2019 · 08:57

Este lunes 2 de diciembre no fue un día más para el aventurero músico sanjuanino, Alejandro Vergara. Esa fecha quedará grabada en su memoria por algo muy importante y movilizante para él. Es que, junto a un grupo de artistas, visitó la Cárcel de Batán, ubicada en Buenos Aires, para compartir con los internos su talento con la guitarra.

"Me encontraré con muchos niños espirituales heridos y privados de su libertad por X motivo de oscuridad que atravesaron en sus vidas. Hoy mi intención es aportar un ratito de luz  dejarles un mensaje de paz, creatividad y motivación con mis cantares. Todos tenemos la misma esencia pero un distinto caminar", escribió Alejandro antes de entrar, anticipando su experiencia.

Una vez adentro, los esperaba una multitud de personas dentro de un salón de actos donde se habían recibido más de 70 presos. "Ellos estaban muy felices, porque además de nosotros estaban sus familias, a las cuales no veían hace tiempo", contó. Lo que más destacó el músico es el arte que lograron compartir y disfrutar, lo cual incluyó música, circo, malabares y demás habilidades.

"Siento que, pese a que son personas adultas, todos somos niños: aunque esté contento, feliz o herido...", remarcó Alejandro. El artista apuesta que todos puedan tener la mejor vida posible y que cuando se presentan adversidades deben tener la posibilidad de dar vuelta esta situación de la mejor manera posible.

"Quizá ellos no tuvieron tanta claridad y que por eso se encuentran en el Penal pasando momentos que no se hubiesen imaginado nunca porque es un lugar muy oscuro pero en este habían muchos colores y me parece importante que a las personas no se las aísle para que puedan recuperarse", expresó. Alejandro llegó a la conclusión de que compartir el arte es un tremendo momento para desarrollar nuestra conciencia, nuestra personas y nuestro ser para plantearnos a qué vinimos a la Tierra.


Cárcel de Batán

Este complejo penitenciario está conformado por la Unidad 15 (inaugurada el 29 de noviembre de 1980), la Unidad 50 (población femenina) y la Alcaidía Penitenciaria Batan que comenzó a funcionar el 26 de junio de 2006. La unidad 15 atrae a personal policial junto con sus familias a establecerse a la localidad de Batán y se encuentra a 15 km de la ciudad de Mar del Plata.

División

La Unidad se encuentra dividida en tres sectores. El 1° cuenta con cuatro pabellones, con 11 celdas cada uno, con una capacidad de 4 detenidos por celda, para el régimen de alcaldía, donde se alojan detenidos provenientes de comisarías de la Departamental Mar del Plata, y hasta tanto se dicte el auto de prisión preventiva. El 2° es una modalidad atenuada para lo cual se dispone de 4 pabellones, de igual modo que la alcaldía, y quienes habitan dichos pabellones son los internos a los cuales ya se les dictó el auto de prisión preventiva y previa selección pasan a ser parte de la población estable de este establecimiento. El interno que no reúne el perfil positivo es trasladado a la Unidad Penal N°15. La 3° alternativa es un régimen semiabierto limitado, caracterizado por la autogestión. En él se alojan los internos trabajadores. Este sector posee 4 pabellones de 4 celdas c/u con capacidad para 4 internos en cada celda. Al ser concebida la estructura para alcaldía, los sectores de admisión fueron remodelados y transformados en ámbitos propicios para el sistema educativo y laboral.

Escuela

En el sector escuela, funciona además del plan Nacional de alfabetización y el 1° y 2° año de la EEM N° 14, talleres de capacitación laboral. Estos talleres son: Carpintería y Panadería. El primero cuenta con una matrícula de 13 internos, y es dictado por un interno capacitado para tal fin. El segundo cuenta con una matrícula de 25 internos. Este sector, Escuela, cuenta con 4 aulas con capacidad de 25 alumnos cada una, dos oficinas destinadas a dirección y preceptoría, una sala de profesores, un baño para el personal y dos para el alumnado. Además debemos destacar que gracias a la colaboración del personal, la comunidad marplatense y entidades tales como la Subsecretaria de política penitenciaria y readaptación social, se creó la biblioteca, la cual cuenta actualmente con más de 1200 libros.