NI UNA MENOS

Radiografía del femicida con uniforme

En San Juan no hay cifras oficiales. De acuerdo a la última estadística nacional, desactualizada, la cual se aplica por extensión a la provincia, de 2.679 casos de femicidios, cerca de un 6% de los asesinos involucrados, pertenecieron a alguna fuerza de seguridad.
jueves, 21 de febrero de 2019 · 08:20

El 18 de febrero, el efectivo de gendarmería Mario Juárez, le disparó en el pecho y en una pierna a su esposa y madre de tres hijas. Cometió dicho intento de femicidio un lunes por la tarde en el departamento de Rawson, estando fuera de servicio y con el arma reglamentaria. Tras balear a su pareja en el techo de su casa,  se atrincheró y luego se suicidó.

Distintos testimonios coinciden en que Juárez era celoso con Victoria Manrique, la joven madre que continúa internada en una clínica privada, luego de ser operada de urgencia en el Hospital Rawson. La mujer tuvo complicaciones en la vejiga y en el útero, por lo que permanece en terapia intensiva, a causa de la balacera.  

Este acto de violencia machista extrema ocurrió en el barrio Capitán Lazo y lejos de ser un caso aislado pone en evidencia un patrón de conducta en el que agentes de las fuerzas de seguridad hacen uso de armas que provee el Estado como instrumento de la violencia de género. Cabe recordar que las fuerzas de seguridad incluyen a la Policía Federal, PSA, Gendarmería y Prefectura.

Desde la Dirección de la Mujer San Juan, hasta el momento no se barajan cifras oficiales de femicidios, pero explicaron que sí cuentan con los datos recabados por la asociación civil “Casa del Encuentro”. Sin embargo, con el programa local “Mujer, Investigación y Estadística”, en marzo de este año esperan sacar a la luz un informe,  con datos actualizados sobre violencia sexista hacia las sanjuaninas que consiguieron realizar la denunciar.

Ada Rico, la presidenta de la Asociación Civil La Casa del Encuentro y directora del Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, se refirió en un medio nacional sobre este tema y dijo que la violencia que ejercen los miembros de las fuerzas de seguridad no solo la sufre la mujer que es su víctima directa, sino también el resto de la familia o círculo íntimo, como producto del temor que infunde la portación de un arma. "A los integrantes de cualquier fuerza deberían hacerles estudios psicofísicos, no solo en el ingreso: deberían ser obligatorios cada tres o cuatro meses. También luchamos para que en los casos en que exista una denuncia por violencia de género contra un agente, se le prohíba el uso del arma reglamentaria".

En este sentido, según datos relevados de 2008 a 2017 por aquella organización, en el país, 154 asesinos de mujeres fueron miembros de las fuerzas de seguridad y 483 femicidas, se suicidaron luego del homicidio. En más del 62% de los casos las víctimas fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas y a más del 51% las mataron en su hogar.

En este contexto, la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) lanzó en todo el país una campaña para exigir la declaración de Emergencia Nacional de marzo de 2019 a marzo de 2021.

Además, la ministra de la Corte Suprema de Justicia Elena Highton de Nolasco aseguró que actualmente las cifras sobre femicidios en Argentina son “escandalosas” y consideró que la situación es “preocupante”. Estas declaraciones las hizo durante la firma de un acuerdo con el Ministerio de Seguridad y la Procuración General,  para unificar estadísticas y mejorar las políticas públicas que combatan ese flagelo.

Galería de fotos

Comentarios