DIA DEL TRABAJADOR

Bombero voluntario: el trabajo sin descanso ni salario

David Carrizo contó en Banda Ancha cómo comenzó con esta vocación a los 9 años de edad. Sus momentos más difíciles y los que más lo impactaron anímicamente. Y porqué nunca dejaría de dedicarse a esta tarea solidaria.
miércoles, 01 de mayo de 2019 · 09:37

Cuando tenía tan solo 9 años se despertó la vocación y hoy, 27 años después, sigue dedicándose voluntariamente a esa tarea no remunerada, que no sabe de sábados, domingos, ni feriados, o fiestas de fin de año. David Carrizo integra el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Caucete y en este miércoles 1 de mayo, Día del Trabajador, compartió su testimonio en Banda Ancha.

Sus guardias son de ocho horas rotativas. Allí, junto a más de veinte voluntarios varones y mujeres están alertas ante cualquier llamado, dispuestos a poner en riesgo la vida. No es una metáfora, tratántose de una profesión de alto riesgo. David recordó, por ejemplo, que tuvo que permanecer dos horas internado con oxígeno luego de intervenir en la extinción de un siniestro en una estación transformadora de la compañía eléctrica DECSA.

También recordó que el primer gran siniestro en el que le tocó intervenir fue sobre calle Diagonal Sarmiento, en una conocida verdulería de los años '90, cuando él tan solo tenía 12. El fuego había alcanzado las garrafas y empezaron las explosiones. Fue su primera experiencia, imborrable.

También rememoró el momento más difícil que le haya tocado pasar: fue cuando tuvo que rescatar a un bebé ahogado de una acequia, tras haberse caído en un descuido de su familia. La contención psicológica resulta imprescindible para los bomberos voluntarios que, en casos como este, suelen tomarse unos minutos para compartir sus experiencias una vez de regreso en el cuartel.

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA A CONTINUACIÓN: